lunedì 7 dicembre 2009

Santa Polenta!!... Con Albòndigas de Potro.




La polenta, en Italia del Norte, ocupa un lugar muy importante en la gastronomia de la zona. Una larga tradiciòn la hace participe en muchisimas recetas , un tiempo considerada el "pan de los pobres".

La polenta "salvò" del hambre a esta poblaciòn quien sabe cuantas veces! Desde la introducciòn del maiz en Europa, con su cultivo que se adaptò muy bien a las llanuras italianas, pasò a tener una importancia vital.

Mientras el "grano", el trigo, que era poco, quedaba reservado a las personas màs pudientes, la polenta no faltaba en todas las casas de este norte, tantas veces vapuleado con guerras y enfermedades y sometido a climas màs rigidos.

Tampoco falta en las fiestas, como guarniciòn de carnes de caza, o mezclada con quesos tipicos regionales.

La aman grandes y chicos, y en los hogares friulanos no falta un "Paiolo in rame", la olla en cobre, dedicada excluivamente a prepararla.

Y no es aquella precocida ehh...... Obra de la modernidad, para apurar los tiempos. Ni se les ocurra presentarla en una mesa de los "polentoni", como llaman a los habitantes del norte italiano. Acà , la "vera" polenta, es aquella que se cocina casi una hora a veces.

Es el maiz molido, si es posible obtenido de los molinos tradicionales a piedra, del maiz recogido en los campos aledaños en casi todos los pueblos, donde este cereal es apreciado y esperado.

Y bien, pues aqui he aprendido a prepararla Come Dio comanda! ( Como Dios manda!) Debo todavia comprarme el Paiolo , al que le tengo ganas hace mucho. Hoy existen inclusive unas ollas en cobre que vienen con el batidor con motorcito incluido, fijado a un costado, de manera que se enchufa mientras la olla està sobre el fuego y asì se ahorran la fatiga de girarla continuamente a mano, tal como se la debe cocinar segùn la tradiciòn.

La propuesta hoy, es acompañarla con unas albòndigas sencillas pero elaboradas con carne de potrillo.

Aquì en Italia, es comùn a encontrar en las carnicerias y en los supermercados la carne equina, convenientemente fraccionada y presentada a la perfecciòn.

Esta carne es consumida en Europa desde la antiguedad. Es una carne con un sabor màs dulce, muy tierna, con poca grasa y un contenido alto de proteinas.

Es muy rica en hierro, por lo que es muy aconsejada para las personas que sufren de anemia.

Tuve la ocasiòn de probarla en una parrillada de fines de verano, la primera vez, y me sorprendiò su buen sabor y ternura. Desde alli, abandonè los prejuicios que me frenaban a la hora de consumirla.

Actualmente la incluimos en la dieta de mi familia, ya que el màs pequeño de mis hijos sufre de anemia crònica (debido a su nacimiento prematuro) y debo decir que la aceptan sin problemas. Es muy digerible, se la siente menos pesada que la carne bovina, y se pueden realizar con ella, muchisimas recetas.

De hecho existen platos regionales italianos muy conocidos a base de carne de caballo.

Las albòndigas son una de los comidas màs populares entre los chicos y con la polenta se transforma en un plato bien completo.


Vamos a la receta!




Ingredientes (para 4 personas)

Para las albòndigas:
400 gr de carne de potro molida (puledro en italiano)
1 cebolla
1 diente de ajo
1 huevo
2 rebanadas de pan lactal
2 cucharadas de perejil fresco
1 cucharada de hojas de hinojo
4 cucharadas de pan rallado
sal y pimienta a gusto
Para la salsa:
1 cebolla
1 diente de ajo
1 puerro
1 pimiento rojo
1 zanahoria
4 tomates pelados frescos o de buena conserva
sal y pimienta a gusto

Polenta: 350 gr.








Mezclar en un recipiente la carne molida, la cebolla y el diente de ajo finamente picados, el huevo y el pan lactal que habremos dejado remojar en un poco de leche y luego escurrido.


Agregar la sal y las hierbas aromaticas. Pueden incorporar las que màs les gusten.













Amasar con las manos e incorporar el pan rallado para que la mezcla quede bien compacta.


Formar las albòndigas, yo en este caso las he hecho pequeñas como huevos de codorniz.


En vez de freirlas prefieron llevarlas al horno donde las cocino unos 15 minutos a 220º.















Como preparar la polenta tradicional:

La regla es:

Para 400gr de harina de maiz ,polenta, un litro de agua.

Colocar el agua a calentar, cuando rompe el hervor agregar una cucharada de sal gruesa y un chorro de aceite de oliva.

Luego incorporar la polenta en forma de lluvia, revolviendo sin parar, con un batidor de alambre, mejor, asi evitaràn la formaciòn de grumos.

La cocciòn llevarà unos 40 a 60 minutos, dependiendo de las cantidades.

Se debiera revolver todo el tiempo, pero me enceñaron otra tecnica.

Una vez bien revuelta los primeros minutos, bajar el fuego al minimo y tapar la olla, lo màs hermeticamente posible. Yo suelo ponerle un poco de film a la tapa para sellar mejor. Y dejarla alli cocinar sin tocar.

El resultado es muy bueno, porque practicamente se cocina al vapor!










Para mis chicos la hago bien tierna, es decir un poco màs liquida de lo habitual.

En Italia la llaman "polentina morbida", queda como un purè de papas, bien aterciopelada.
















La salsa es de tomates y verduras, en particular me gusta mucho añadir los puerros.

En invierno es dificil encontrar buenos tomates, a veces doy con algunos carnosos llegados del sur.

Si no, utilizo una buena conserva de pelados, que debo decir en Italia son de optima calidad.

















Picar todas las verduras y rehogarlas por unos 20 minutos, luego incorporar los tomates.

Cocinar otros 20 minutos.

A veces la dejo asi , otras la paso por el pasa verduras para obtener una salsa bien lisita.


















Las albòndigas se cocinan muy velozmente en el horno e inclusive se llegan a dorar.

La carne de caballo debe ser bien condimentada ya que es bastante màs dulce que la carne bovina.

Por ello le van muy bien el ajo y las hierbas aromàticas.














Volcar las albòndigas en la salsa y cocinarlas por unos 10 minutos.

Solo para que la salsa se impregne de los sabores de la carne, ya que todo ha sido ya cocido previamente.
























Servirlas sobre la polenta calentitas, en un plato profundo.


















La polenta es consumida en la regiòn donde vivo, el Friuli Venezia Giulia ,en todos los rincones.

Pero en especial, en la Carnia, la zona montañosa, es la mejor compañia de platos tipicos suculentos y sabrosos.

Hace pareja con el Frico, que va servido siempre con una tajada de polenta tostada .

O con carne estofada, llamada aqui "spezzatino".

Despues de la cosecha del maiz, es comùn ver las casas de montaña adornadas con racimos de mazorcas colgando.












En los primeros dias de diciembre se realizan las ultimas "Sagre" o Fiestas de productos.

Antes de que el frio invernal haga imposible estar al aire libre, en Raveo, un pueblito de la Carnia, se hace la Feria de "Sapori di Carnia".

Las casas abren sus patios y cocinas y todo el pueblo se transforma en una sucesiòn de comedores donde es posible degustar "de todo". Platos con los productos de esta tierra: los quesos, los salames, pastas tipicas del lugar, minestras de porotos, dulces , en fin, que es una gran fiesta. En las callecitas angostas los artesanos disponen sus mesitas con adornos, productos envasados, que van desde miel, conservas y sobre todo posibles regalos de Navidad ya que las Fiestas estàn cercanas.

En plena montaña, no es raro que la nieve ya haya hecho su primer visita y aparecen los primeros arboles de navidad adornados muy rusticamente, en los jardines.

Y no puede faltar los "paiolo" como el que ven aqui, en plena calle esta especie de cocina a leña , donde la polenta se cocina a fuerza de paladas y mucha alegria.





Plato sencillo, reparador y muy nutritivo.

Ideal para los chicos, es el tipo de plato infalible, que gusta hasta a los màs chiquitos.

Y para no olvidarnos de los productos nobles que tenemos a mano.


Buon Appetito a Tutti!!!

4 commenti:

Daniela ha detto...

La polenta con queste polpettine di puledro, davvero squisita, complimenti.
Buona settimana Daniela.

Rocio ha detto...

hola Sil! como bien lo dijiste vos ya no tenes prejuicios para comer este tipo de carne... aca en la arg. ya sabras que no se estila mucho por eso debe ser que me da como un poco de cosita! pero quitando eso tiene una pinta barbara!... muy buenos tus panes con masa madre... yo intenta hacer mi propia "colonia de bichitos" con las indicaciones de Ivan... pero... cuak... iba barbara... y un dia... se me fue al cielo! je! tengo que seguir intentando! pero me parece q es por el clima q anda medio loco! Besitos!

Tânia ha detto...

Sil
Yo tengo prejuicios para comer carne equina.
Me sirvo tan solo de la polenta..
Besitos

Palmira http://comeconmigoelblogdepalmira.over-blog.es/ ha detto...

Me encanta la polenta!!! Tiene una pinta estupenda aunque lo de la carne de potro ... usaré ternera!
Un saludo,

Gracias por vuestra visita!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...