sabato 11 settembre 2010

Helado de Crema de Yoghurt, Duraznos y Jengibre. Y de regalos en èste Verano...



Ayyy....., còmo me cuesta dejar escapar el verano! Serà porque en èste periodo la hemos pasado bien, serà porque lo vivimos con intensidad, concientes de su paso ...muy veloz.

Y para que fuera todavia màs inolvidable, he recibido de parte de unos queridos amigos, un regalo.

El dìa del cumpleaños de mi hija , que festejamos en un maravilloso jardìn de una "trattoria" cerca de casa, entre el bullicio y el buffet, èstos amigos me preguntaron donde teniamos el auto. Màs que distraida , les dije que se lo preguntaran a mi marido, el ùltimo en usarlo en tantas idas y vueltas.

Entre globos y cornetas, despedimos los ùltimos invitados y cargados de bolsas y la mar-en-coche, recordè èsta pregunta un poco extraña.

Pasò algo con nuestro auto...?- le preguntè a mi marido, casi con miedo de recibir malas noticias.

No. Porquè?- me respondiò. Entonces le referì esto de que me habian preguntado donde estaba.

Ah...si!- me dijo- me pidieron la llave , se las di y despues me la trajeron.

Y para què? - todavia màs intrigada , le preguntè.

Y... que se yo?! - me respondiò.

Sin dudar de nada , ya que la confianza es total , pero todavia màs intrigados, le dije a mi marido, como pensando en voz alta, que si como èl habia cambiado de trabajo, que no sea que hubiera dejado algùn producto, de esas muestras gratis que convierte a uno en una especie de duende de navidad.

Ma?!... Continuamos nuestro camino hacia el auto.

Una vez abierto el baul, el misterio se resolviò.

Alli estaba , en una caja con moño y tarjetita, la que se convertirìa en la Miss del verano en casa.

Una heladora - yoghurtera! Dos en uno!

Pero que "furbi", (vivarachones) èstos chicos! , casi me hacen llorar con el texto de la tarjetita cargada de cariño, y bueno... que decirles... a una amante de la cocina , que mejor regalo que un instrumento como èstos!

Habia estado muy atenta ella, tiempos atràs cuando le habia comentado que no me compraba la heladora de las nuevas, ya que ocupaba mucho espacio, pero en cuanto me mudara y tuviera una cocina màs grande, era una de las cosas que me tentaba poseer.

Y asi , se asegurò de regalarme una, bien compacta, casi como una licuadora, con un sistema mecànico pero muy eficiente.

Bien simple, con un solo botòn, con dos funciones. Yoghurtera hacia un lado, funcionando tipo una incubadora. O como heladora, en el otro, encastrando un balde que va previamente congelado que gira y en èste caso la cubierta sostiene las paletas convirtiendo la mezcla deseada en un cremoso sorbete o helado. Existen varias marcas en el mercado, escribanme si quieren saber de la mia (italiana) ya que no es mi objetivo hacer publicidad de ninguna en particular ( o al menos por ahora... se entiende...)

Y èste es un helado donde le he aprovechado ambas funciones, primero he hecho la crema de yoghurt en la yoghurtera como indicaba el manual, y luego, he utilizado el mismo para el helado.

Si no tuvieran yoghurtera , reemplazenlo por el yoghurt griego.


Vamos a la receta!


Para el helado ( rinde 600 gr.):


250 ml de yoghurt
200 gr. de duraznos o pelones bien maduros
50 ml. de almibar ( 1/2 vaso de agua + 1/2 vaso de azùcar)
1 pedacito de raiz de jengibre





La crema de yoghurt: mezclar un vasito de yoghurt natural (125 gr.) con 800 ml. leche entera , agregar 200 ml de crema de leche y volver a mezclar bien. Colocar en la yogurtera por al menos 12 horas. El resultado es impresionante!. No agrego azùcar, justamente para utilizarlo en preparaziones saladas, como la Salsa Tzatziki (haz click para ver la receta en mi blog).

De lo contrario compren un pote de yoghurt griego, que se distingue por su cremosidad.

Quitar la piel a los duraznos y licuarlos.

Hacer el almibar, colocando una cacerola al fuego, el agua y el azùcar mezclados y la raiz de jengibre pelada y cortada en pedacitos. Cocinar hasta que tome el punto de almibar flojo. Filtrar y mezclar con el purè de duraznos y luego con la crema de yoghurt.

Colocar en la heladora y voilà!




Lo servì bañado con una crema al caramelo y por encima cereales mixtos inflados , una mezcla de trigo duro, arroz integral y quinoa endulzados con miel, que conseguì en un negozio de orgànicos y que es como aquì dicen: la fine del mondo!!!!.

El jengibre le diò un toque particular, exaltando la frescura de los duraznos.
Las consistencia cremosa y el retrogusto inconfundible del yoghurt, completaron lo que fuè, el final ideal para el menù de una noche de verano.

Los cereales dieron la nota divertida, y con cada cucharadita, descubrì cuanto puede ser refrescante, el calor de una amistad!

Buon Appetito a Tutti!!!!

5 commenti:

Kako ha detto...

Sil, que maravilla de regalo y de sorpresa!, me imagino lo felíz que debes estar, con muchas preparaciones que quizas han esperado y ahora pondrás en marcha.
Fantástico regalo, te lo mereces.
Un abrazo.

Inmaculada (Adi) ha detto...

Hola Sil¡¡ veo que el verano ha sido bueno con vosotros y sobre todo después de ese magnífico regalo de la heladera :-) yo también tengo una desde hace dos años y es una maravilla, sobre todo para vosotros que tenéis chicos en casa, resulta fabulosa, helados caseros, de confianza y sin productos raros ni aditivos.

Ya te contaré despacio sobre el crucero que hicimos mi amiga y yo este verano. También te mandaré fotos.

Un fuerte abrazo para todos.

Cris ha detto...

Recibiste una hermosa sorpresa y le estás dando un excelente uso con estas deliciosas recetas de helados caseros.
Besos

Daniela ha detto...

Quante belle ricette, sei bravissima Sil: il tuo gelato e la torta con fi fiori di zucchina,vere prelibatezze. ciao Daniela.

Mandarina ha detto...

¡qué rico helado! Me gustan todos los ingredientes así que asumo que debe estar excelente. ¡Saludos desde Buenos Aires! :)

Gracias por vuestra visita!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...