giovedì 28 ottobre 2010

Otoño en mi Cocina! Polenta Grillada con Hongos Galletti (Rebozuelos).


Es inevitable relacionar los hongos con la llegada del otoño.

Aunque si en realidad, podemos encontrar una buena variedad de ellos en los bosques, durante el verano, despuès de haber caido una lluvia.

Pero no hay dudas que es en el otoño, donde las lluvias son abundantes y frecuentes, cuando aparecen los màs deseados, los màs sabrosos.

Entre ellos, el Chantarellus Cibarius, conocido en Italia como Finferlo, Gallinaccio o Galletto. En España es conocido como hongo del rebozuelo.

Tiene un maravilloso color amarillo naranja, el mismo que toman las hojas de algunos àrboles en èsta estaciòn. Es perfumado y su sabor es dulzòn y frutado una vez cocido.

Todas las caracteristicas para que tenga muchisimos adeptos.

Es un hongo que se encuentra en toda Italia, y es a inicios del otoño cuando los buscadores de hongos suben a los bosques que crecen en la montaña para recogerlos.

Lo he conocido y probado de la mejor forma posible: pasamos un fin de semana con amigos en la montaña, en una "malga" (cabaña productora de leche y quesos) rodeada de bosques. Los dìas anteriores habian llovido y salimos "a funghi" como se dicen por aqui. En realidad quien los recogiò es un amigo que tiene la licencia que lo habilita para hacerlo (como es necesaria aqui en Italia , luego de pasar un curso, examen y aprobaciòn de las autoridades , y que luego viene controlado por la guardia forestal).

En una maravillosa caminata entre senderos, el ojo experto de nuestro amigo, los iba descubriendo. Es importante saber reconocer los hongos "buenos" de aquellos venenosos. Por lo que èsta actividad debe ser llevada a cabo solo con una persona con la formaciòn adecuada, para evitar desagradables experiencias.

De vuelta a la cabaña, nuestro amigo pidio a su dueña ,la cocina prestada, y cocinò estos hongos de la misma manera que les propongo en èsta receta.

Que puedo decirles! Lo disfrutamos sentados en las mesas de una terraza con una vista increible de los Alpes Carnicos, en el norte de la regiòn friulana,y asi èste plato, pasò a formar parte del "patrimonio" de mis papilas.

Por ello, con la llegada del otoño, cuando aparecen brillantes y rozagantes en los cestos de los puestos del mercado, no dudo en llevarmelos a mi cocina!

Vamos a la receta!

Ingredientes para 4 personas:

600 gr. de hongos Finferli (conocidos en español como rebozuelos) que aqui vienen con su certificado de procedencia y control fitosanitario.
2 dientes de ajo
1/2 copa de vino blanco seco
1/2 taza de agua caliente
1 puñado de perejil fresco
sal y pimienta, y a quien guste osar: un toque de peperoncino!

400 gr. harina de maiz - polenta-
1,250 litro de agua
1 cucharada de aceite extravirgen de oliva
sal



Picar el ajo pequeñisimo y rehogarlo en una cucharada de aceite de oliva extravirgen.

Hechar los hongos previamente enjuagados con agua fria y secados con papel absorbente o un paño de cocina.

Bañar con el vino blanco y dejar evaporar el alcohol. Dejar cocinar por unos 20 minutos, y cuando la preparaciòn se presentara seca, agregar el agua caliente de a poco.

Condimentar con sal y pimienta y espolvorear con el perejil fresco picado al final de la cocciòn.

Preparar la polenta de la siguiente manera: colocar el agua en una olla profunda a calentar, cuando rompe el hervor, agregar la sal y el aceite. Luego volcar en forma de lluvia la polenta sin parar de revolver. Bajar el fuego y tapar sellando con papel film los bordes. Esto servirà a que la polenta se cocine en su propio vapor.

Estarà lista en unos 35-40 minutos.

Esta es la polenta tradicional. Por supuesto en el mercado se encuentran aquellas precocidas para quien no contara con el tiempo suficiente para prepararla asi.

Colocar la polenta apenas cocida en un recipiente rectangular con bordes altos, para asi formar un ladrillo. Dejarla enfriar , desmoldarla y cortarla en rebanadas.

Grillar las rebanadas hasta que queden crocantes de ambos lados.

Hechas asi, en Italia, las llaman "crostones" y son fantàsticas para acompañar carnes estofadas o verduras grigliadas. O para usarlas como base , tipo "bruschetta".


Esta es una receta muy popular por èstas tierras.
Las variaciones se presentan en los tipos de hongos y en los tipos de polenta, que las hay amarillas, blancas y hasta hechas con otras harinas como la de trigo saraceno o castañas.
Es un plato de origen pobre y representativo de la estaciòn otoño-invierno.
Muy utilizado en los refugios de montaña, donde no falta nunca la polenta, que acompaña todo lo que llegue de manos de los "visitantes" o de lo que los bosques ofrecen en èsta estaciòn: como los hongos o la carne de caza.

Yo me quedo con el recuerdo vivo de como lleguè a esta receta, tan simple y tan rica, en un frio atardecer en la montaña, en buena compañia y hasta con la mùsica de valzer y polcas con la que un grupo de alpinos de paso, nos amenizò el final de un dia que fue inolvidable!

Buon Appetito a Tutti!!!!!

3 commenti:

Vetea.com ha detto...

Aqui teneis las mejores y mas sabrosas recetas de cocina actualizadas, para que las probeis

http://www.vetea.com/recetasdecocina/index.html

Kako ha detto...

Me encanta como te quedó la polenta, seguiré tu receta.
Un beso.

Croqueteando ha detto...

¡Qué rico! Me ha encantado esta receta.
Un beso.

Gracias por vuestra visita!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...