martedì 2 febbraio 2010

Feijoada! Porque Eu Tenho Muitas Saudades do Brasil!



Oi! Hola! Antes que nada, con esta entrada hago mi aporte al HEMC Nro. 41, que este mes tiene por anfitriona a Carolina, del blog "La Cocina de Carolina" con el tema "Platos Latinoamericanos". Parabèns!!! para ella , que seguramente lograrà un resumen apasionante.


No es para nada extraño que la Feijoada visite nuestra mesa familiar en màs de una ocasiòn.

Es que èste tipico plato brasilero, es parte tambien de mi cultura.

Soy una argentina que ha nacido y crecido en un lugar bien pegadito a Brasil.

La gente de Misiones, mi provincia, tiene una relaciòn muy especial con este pais. Somos vecinos, amigos, parientes. Nuestro vinculo es històrico, de toda la vida. A veces favorecido por circunstancias econòmicas para unos o para otros, con o sin las diferencias de cambios en la moneda, no hemos nunca dejado de "cruzarnos".

Como casi todos los misioneros, muchisimas vacaciones de verano las he transcurrido en Brasil durante mi infancia y adolescencia sobre todo.

Cada año por casi un mes, recorriamos las playas de los estados del sur de este pais, que nos quedaban a mitad de distancia de las costas argentinas. Y al regreso era casi como dejar nuestra casa. Era duro despedirse de las personas con quienes habiamos conocido y compartido tanto!

Despues durante el año tambien ibamos a las ciudades màs cercanas a hacer compras y a pasear.

Y a comer... sobre todo a comer!!!

Los misioneros conocemos muy bien la gastronomia brasileña y sus productos, que son parte de nuestras costumbres tambien.

Y es que todo el lado este de la provincia confina con Brasil, y no solo se habla el portuguès, o mas bien el portuñol , sino que se baila y se escucha la sertaneja (musica folk del centro del pais) o la samba. Se ve la TV, y a veces se saben màs noticias de ellos que de nuestro propio pais. La frontera allì es casi virtual.

Y obviamente lo mismo ocurre en las mesas que se llenan de platos y dulces muy al estilo brasilero. Y no es raro encontrar en los pueblos una Churrascaria en donde saborear "galeto" (brochets grandes con pollo, cerdo y verduras), "picanha (un corte particular de carne bovina) y por supuesto la Feijoada!


Esta es mi versiòn, tal como la hago de años, con mucho cariño y respeto por la linda gente brasileña ,a quienes pido Perdaon si no es ortodoxa , y sobre todo... està cargada de Muita,Muita Saudade!!


Vamos a la receta!





Ingredientes (rinde 15 porciones)


1 kg. de frijoles negros
4 cebollas
1 zanahoria
1 penca de apio verde
1/2 cabeza de ajo
4 patitas de cerdo
500 gr. de costillas de cerdo ahumada
500 gr. de salchichas ahumadas
250 gr. de panceta ahumada
1/2 kg. chorizo colorado
4 hojas de laurel


Van tambien: orejas de cerdo, cuerito, charque ( carne seca) si la encuentran.


Salsa picante para condimentar: 2 dientes de ajo, 2 cucharadas de ajies picantes ( peperoncino o malagueta) picados, 1/2 taza de vinagre, 2 cucharadas de extracto de tomate o ketchup, sal.


Del origen de la Feijoada: se dijo siempre que era un plato perteneciente a los esclavos, aquellos de las "fazendas" que tenian para comer solo frijoles y las partes menos nobles del chancho. Pero en los ùltimos años el revisionismo gastronòmico, aclarò, que en realidad este plato venia consumido por la sociedad màs pudiente, y que hasta se comìa en los restaurants màs elegantes de las ciudades.

A quien quiera profundizar este argumento le aconsejo leer estè archivo (clickear aqui) una monografia escrita por Rodrigo Elias, PhD y Doctor de Historia Social Univ. Federal de Rio de Janeiro y publicada en este sitio del gobierno brasilero. Es super interesante!!





Dejar en remojo los frijoles negros la noche anterior.

Si utilizaràn carne seca tambien esta deberà ser dejada en baño para que se rehidrate.

Respecto al "feijao preto" , es decir el frijol o poroto o judia negra, en algunos negocios especializados es posible conseguir aquel que proviene de Brasil. Este frijol es una variedad de origen sudamericano. Los brasileros son orgullosos de su "feijao preto" , y dicen que saben muy diferente a las otras variedades. Son un poco màs pequeñitos y su sabor es realmente intenso.

Yo, viviendo en Italia, ahora me conformo con usar los "fagioli neri" (porotos negros), que son centroamericanos y los consigo en un negozio orgànico y con los que no viene nada mal.







Al dia siguiente...

Colocar a hervir los porotos, con el laurel, el apio y la zanahoria.





Mientras tanto en otra cacerola, rehogamos las cebollas y ajos picados.



















Incorporamos a las cebollas la panceta ahumada cortada en trozos y las costillas de cerdo ahumadas ( que yo suelo trocear tambien).




















En este punto en Brasil suele colocar un vasito de Cachaca, el aguardiente de caña de azùcar con la que se hace la Caipirinha.

Pues bien, si la tengo, la uso.

Cuando no, riego con una copita de vino tinto.

Vicios europeos... bah!! Voce Desculpe-me!
















Sigo incorporando el resto de las carnes: patas de chancho, chorizo o longaniza (lo que encuentro), salchichas ahumadas ( porque nos encantan) y si consigo oreja de cerdo, cuerito, y hasta chuletas crudas, a veces.



Gente! Que en cada casa le ponen lo que tienen!!























Luego cubro todo con el agua de los porotos que tengo hirviendo en una super olla al lado.





















Cuando los porotos estan listos, despues de unas dos horas ,tomo unos tres o cuatro cucharones de ellos y me los separo.



Y vuelco las carnes que tenia cocinando separado en la olla grande de los porotos.










Estos porotos que he separado los hago purè con un pasaverdura ( o los pueden procesar) y los vuelvo a unir a la olla donde he juntado todo.


Condimentar ahora con la sal, teniendo atenciòn ya que las carnes ahumadas y embutidos le daràn ya su aporte.




















Mientras el guiso continua su cocciòn....


Preparo la salsa picante de condimento.


Coloco en una ollita los ajies, en mi caso peperoncinos y dos dientes de ajo picados a rehogar.




















Luego les agrego el vinagre de vino blanco.



























Y finalmente le añado ketchup o concentrado de tomate, si es este ùltimo con una cucharadita de azucar.






















Dejo cocinar por unos diez minutos revolviendo cada tanto. Agregar un toquecito de sal, algunos ponen tambien pimienta en grano.















Y luego proceso todo y lo filtro en una salsera.



Esta salsa es muy utilizada para condimentar la feijoada y me parece muy bien para a quien le gusta màs o menos picante, que la agregarà a "piacere".


















Pero la Feijoada NO SE COME SOLA.


Tengo intacta en mi memoria, dirìa "uma bela lembranca" la vez primera que nos sirvieron una Feijoada.

Corrian los años 70', las rutas que nos llevaban a las playas aun no eran asfaltadas. Atravezabamos el estado de Santa Catarina y la hora del almuerzo nos encontrò entre nubes polvorientas.

Nos detuvimos en cercanias de un pueblo llamado Chapecò y pedimos referencias de donde comer, asi nos indicaron un lugar.

Llegamos y nos acomodamos en el comedor de esta casa hecha con tablas gruesas de madera y con el piso en cemento crudo. Pedimos que habia de comer. El "garzòn" que no era otro que el dueño meneò la cabeza explicando que habia un solo menù.

Lo pedimos y al poco tiempo, llegaron a la mesa rustica, sin mantel, dos fuentes grandecitas: una con arroz blanco hervido y otra con acelgas cocidas.



Todavia recuerdo los cruces de miradas entre los grandes, una mezcla entre desconcierto, diversiòn y desaprobaciòn todo junto. Nadie entendia la atracciòn de estas dos fuentes! Mi familia provenia de la provincia de Santa Fè, asi que era bien fresquita de gastronomia local.

Unos minutos màs tarde llegò un cuenco de terracota con una especie de potaje de porotos negros. En seguida, aparecieron otras dos mujeres con otras fuentes: una con carnes hervidas, otra con algo que parecia queso rallado pero que no era ( despues descubrimos que era la Farofa), y otra con rebanadas de naranjas. Luego llegaron otras fuentes con ensaladas, fideos con salsa y milanesas.

A èste punto y con el hambre que apremiaba, cada uno se sirviò algo de toda esta "curiosa" mesa. Mas tarde llegaron otros comensales, que eran evidentemente lugareños. Algunos de nuestra mesas los observaron.

Y nuestros vecinos , que no paraban de charlar, con mucha naturalidad, nos armaron el rompecabezas y nos enseñaron como se comia esta "Feijoada".

Primero unas cucharadas del arroz, otras de acelga y un buen cucharòn de los porotos casi bañando las otras cosas. Para terminar, una buena espolvoreada de la "Farofa" eso que creiamos un queso rallado, pero que no era. De remate, unas cuantas rodajas de naranjas, que sirven para refrescar el paladar, cuando se es "generoso" con el condimento picante.

Que maravilla! No saben cuanto me gustarìa encontrar ese lugar nuevamente!





Y asi lo hacemos en casa, casi como en un ritual!

En general se separan las carnes en una fuente y los porotos con el liquido se sirven en un cuenco separado que los mantenga calientes. Es asi la tradicional.

A mi me gusta dejar todo , por ello porciono la carne màs pequeña.

La Feijoada es un plato amado en mi casa. Como esos platos de familia que cada vez que se lo pronuncia a todos se les encienden candelillas en los ojos.

Ya de anunciarla me entusiasmo. Y buscar los ingredientes es una pasada. Que los porotos los compro aqui. Que me consigo las patitas por allà! Uy, mirà que bueno! Consegui el cuerito! Mirà que buenas estas salchichas!.

Despues la llamada a los amigos, para compartir.

Ey, esta vez nos nos conseguimos una botella de Cachaca- le hago el guiño a mi marido- que va por los limes , estos limoncitos pequeños, considerados aqui fruta exotica. Y todo listo para la Caipirinha - este drink que acompaña de maravillas la Feijoada.

Y la Farofa? No, no me la olvidè. La Farofa es harina de mandioca que se cocina mezclada con grasa en una olla, hasta obtener pequeños grumos. Algunos la enriquecen con panceta y ajo.
Se espolvorea sobre la Feijoada, logrando que se espese aun màs.
Tambien es posible encontrarla ya preparada en negocios de importados. Me sorprendi los otros dias cuando la vi en un sobrecito, lista para usar. Con esto de la globalizaciòn! Me imagino que en Brasil estarà este producto ya hace años.





Acà en Italia, me costò un tiempo ir ubicando los ingredientes necesarios.

Era tanta la nostalgia!
La preparè hasta para el cumpleaños de mi hijo, donde eramos unas 50 personas. Y gustò muchisimo! Fue
um pracer!!


Hoy les digo: Obrigado!! por la visita.


No dejen de probarla si visitan Brasil y animense a prepararla tambien!!!

Bom Apetite!!

Y enhorabuena a Carolina!!

6 commenti:

LILU ha detto...

esto me pierde!!!!!! no te he contado que vivi un tiempo en la frontera de Uruguay/Brasil, mas exatamente en Rivera y ver este plato era algo muy natural y me encanta!!!!! que rico!!!!
cariños!!!!

Carolina HAMON DIAZ ha detto...

Dios esto se ve para chuparse los dedos! delicioso! gracias por tu aporte guapa! besitos

Pilar - Lechuza ha detto...

Receta extensa que me imagino está deliciosa. Tomo buena nota de los ingredientes para hacerla en casa.
biquiños

Palmira http://comeconmigoelblogdepalmira.over-blog.es/ ha detto...

Poco conozco a la cocina suramericana pero estoy mirando impaciente las recetas que se van colgando en el HEMC41!!!
Y por cierto, esta feijoada me parece un plato estupendo, seguro lo probamos pronto en casa!
Gracias !
Palmira

Daniela ha detto...

Complimenti per questo bellissimo post, sei stata bravissima sia nel raccontare la storia del piatto, sia nell'esecuzione. Diocleziano l'ha provato questo piatto e lo ha gradito molto, io non l'ho mai provato ed ora grazie alla tua ricetta lo provero'. Un abbraccio Daniela.

grace ha detto...

Muy buena la receta, me encanta la música brasilera voy a tú blog y me quedo escuchando...
Quiero invitarte a que pases a mi nuevo blog http://tejiendoamistades.blogspot.com
hay una sorprecita que prepare para mis amigas de Italia.Un abrazo

Gracias por vuestra visita!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...