martedì 26 gennaio 2010

Maravillosas Sopas Italianas: La Ribollita Toscana.





La "ribollita" es una sopa densa elaborada a base de legumbres y verduras.

Es un plato tipico de la ciudad y alrededores de Florencia, situada en la bellisima regiòn de la Toscana, Italia.

Las campesinas de la zona solian recoger mucha verdura, que ponian a hervir toda junta y luego las consumian como una sopa bien espesa acompañada de pan viejo tostada. La cantidad era siempre mucha, asi que a lo que quedaba, se le seguia agregando màs verduras y se la consumia asi por varios dias. Màs se la cocinaba, màs rica venia.

En el hervir y volver a hacerlo varias veces, que viene dicho en italiano "ribollire" , nace su nombre simple: ribollita , algo como "recontrahervida".

Esta sopa, se caracteriza , sobre todo por el uso de una verdura tipica toscana, el "Cavolo Nero".

Es una planta que pertenece a la familia de las coles, la Brassica oleracea de la variedad acephala.

Se presenta con hojas largas y arrugadas de un color verde oscuro casi negro, de alli que lo llaman "nero" , negro.

Es una preparaciòn muy simple pero muy sabrosa, hecha exclusivamente a base de vegetales, ya que por tradiciòn se la consumia los viernes, cuando la religiòn indica alimentos magros.

Es tipica del invierno, ya que es cuando este cavolo se recoge.

Hoy es posible encontrar esta maravillosa sopa durante esta estaciòn, en las trattorias de Florencia y sus alrededores, ya que forma parte de la cocina tradicional toscana.

Y es super facil de preparar!

Vamos a la receta!



Ingredientes (para 6 personas)


350 gr de aluvias pintas (fagioli borlotti) secas , puestas en remojo para luego hervidas.

3 zanahorias

2 cebollas pequeñas

2 papas

3 pencas de apio verde

1 manojo de cavolo nero (u otra col)

1 manojo de acelga joven

250 gr. de calabaza

2 calabazines o zucchine

1 taza de pulpa de tomate ( o 4-5 buenos tomates frescos picados)

2 dientes de ajo

sal y pimienta a gusto

aceite extravirgen de oliva

12 rebanadas de pan casero tostado






Esta es la planta del cavolo nero.

Su sabor nos recuerda siempre las coles, solo que es un poco màs delicado.

Sus hojas son muy tiernas y acompañan como todas las coles de manera inmejorable las alubias y otras verduras.
Se la puede consumir tambien hervida con un poco de aceite de oliva sobre un "crostino" , una rebanada de pan tostada.
Tiene un sabor muy agradable.














Cortamos las zanahorias, el apio, las cebollas y el ajo y colocamos todo a rehogar en una cacerola grande.


Podemos usar tambien una olla de terracota donde se cocinarà muy bien.





















Incorporamos luego el purè de tomates.
























Y las alubias pintas, que yo ya tenia cocidas previamente con agua y sal.


Como todas las alubias, las debemos cocinar siempre aparte y luego incorporar en la preparaciòn deseada.
No solo alubias pintas, tambien se pueden utilizan aquellas blancas, en Italia conocidas como fagioli cannellini.






Cortamos en cubos el resto de las verduras.

Las de hoja, solo en el caso del cavolo, por la mitad, ya que son muy largas , las acelgas las incorporamos enteras. A falta de acelga se puede utilizar tambien espinacas.


La ribollita suele llevar tambien la col de Milàn, llamada en Italia "cavolo verza", otra brassuca oleracea var. sabauda en este caso.


Pueden usar este tipo de col en lugar del cavolo nero alli donde no lo encuentren.















Dejamos saborizar las alubias por un poco y cocinar bien las verduras que incorporamos al inicio.
















Luego quitamos unos tres cucharones de esta sopa y las reducimos en purè.


Yo he utilizado un pasaverdura pero pueden hacerlo con un procesador si lo poseen.


Y luego volvemos a añadir este purè a la sopa.


Este pasaje es el que le otorgarà cremosidad a la sopa, dejandole una base aterciopelada.














Finalmente incoporamos las restantes verduras.


Las acelgas baby y el cavolo nero y si lo desean media col de Milan cortada en juliene.
La ribollita se hace con todas las verduras que se tienen a disposiciòn, de las que no deben faltar seguro algunas de hojas verdes y una col.












Luego agregamos las papas, la calabaza y los calabacines cortados en cubos medianos.


Las dejamos hervir por espacio de una hora y media aproximadamente.


Las verduras deben quedar extra cocidas, desarmadas.


Durante este tiempo le incorporaremos un poco de agua si vemos que se seca demasiado.


Les aconsejo si pueden hacerla de un dìa para el otro, para asi cumplir con el rito necesario que hizo nacer esta sopa: recalentarla para disfrutar asi todos los sabores concentrados de las verduras.

El ùnico condimento que lleva es la sal, pimienta a gusto y una vez servida un chorrito de un buen aceite extravirgen de oliva.



Mientras cocinaba esta deliciosa sopa recordaba nuestras vacaciones por la Toscana unos años atràs.

Nos concentramos en visitar Florencia, Siena y San Gimigniano.

Y luego nos detuvimos en las playas de la Maremma, en el sur del la regiòn.

La campaña toscana es famosa por sus colinas suaves, que en verano aparecen como pintadas de verde y de amarillo con sus campos de cereales y girasoles.





Florencia , una de las màs importantes ciudades de arte de Italia, poseedora de importantes galerias y museos con obras importantes del renacimiento, nos regala maravillosos paseos entre plazas y puentes sobre el rio Arno.

El màs emblemàtico, el PonteVecchio , donde se situan las màs importantes joyerias de Italia. Es aqui donde se puede apreciar el verdadero "arte" en metales y piedras preciosas. Diseños antiguos y diseños modernos, todos dejan boquiabiertos a quien se detiene delante de las vidrieras.

Y en sus alrededores se encuentran muchisimos restaurant reconocidos con las mejores recetas de la cocina toscana.







La Piazza della Signoria ,en el centro de Florencia , con innumerables esculturas famosas, entre ella el David de Michelangelo (hoy una copia ya que la original fue trasladada a la Galleria dell'Accademia) y la que ven en la foto, la espectacular Fontana di Nettuno, obra de Bartolomeo Ammannati.


Y es en esta misma ciudad,donde seguramente si la visitan en invierno ,podràn reponerse al calor de una autentica "Ribollita".










Finalmente una imagen de Piazza del Campo, en Siena, aquella que alberga el Palio, la famosa corrida de caballos donde se enfrentan los distintos barrios de la ciudad en julio y en agosto (se corre en dos fechas).

Un autentico espectaculo de colores ,ya que cada "Contrada", barrio exhibe con orgullo las suyas , en sus vestimentas y en sus banderas.

Esta carrera despierta tanta pasiòn como el mismo futbol, entre los habitantes de Siena, tanto que es casi imposible quedar indiferente.

Y otra ocasiòn en donde los platos de la cocina toscana se presentan orgullosos a todos los visitantes.

Durante todo el año igualmente Siena ofrece una atmosfera fascinante que se advierte recorriendo sus callecitas y callejones que esconden muchisimas buenas ofertas culinarias.







Y despuès volvì mentalmente a mi cocina, aquì en el Adriàtico del Norte, un poco nostalgica.


Serà el frìo tremendo de estos dìas que no afloja (-4 grados y durante el dìa) que por ello uno busca los màs "càlidos" recuerdos, y que mejor, con una rica sopa que me transporta por aquellas tierras con su sabor.


Antes de servir, refregar las tajadas de pan con un diente de ajo cortado por la mitad y luego tostarlas.


Acompañar cada plato con dos rebanadas de pan y un chorrito de aceite extravirgen de oliva, si es posible toscano.

Y si llegan a visitar la Toscana, no olviden de llevarse como souvenir su excelente aceite extravirgen de oliva, veràn como lo disfrutan!


Buon Appetito a Tutti!!!!

6 commenti:

Marcela ha detto...

Justamente hoy una amiga italiana ha puesto también la ribollita en su blog! Se nota que es época de un rico cavolo nero. Te recomiendo también comerlo en crostini, simplemente salteado en aceite y sobre un buen pan tostado, es delicioso.
Un apunte sobre el pan toscano, importante para las sopas: es sin sal (como en Mallorca).
Me encantó tu versión de la sopa.
Un beso,

Marcela

LILU ha detto...

buenisimo platito para disfrutar estos dias de frio!!! hermosas las fotos que nos has compartido!!!
cariños!

Eva ha detto...

Qué plato mas completo y rico Sil, y qué trabajo para picar todas esas verduritas, pero luego debe merecer la pena, viendo esas fotos tan apetitosas. Y las fotos de la Toscana, preciosas, lo tengo pendiente, todavia no la conozco.
Y el nombre me encanta, la ribollita, mmmmh. Un besote wapa.

Pilar - Lechuza ha detto...

No conocía el cavolo nero pero seguro que me encanta. Además esta sopa, ( más que una sopa parece un potaje)tiene una pinta de estar increiblemente buena.
un biquño

Simplemente cocinera ha detto...

Marcela: en efecto es el mejor momento para la Ribollita. Un beso.
Lilu: que mejor que una sopita con este frio. Un besito.
Eva: estoy segura que la Toscana te va a encantar! Un besin.
Pilar: el cavolo nero es muy sabroso y a esta sopa le va de maravillas, te gustaria sin dudas, un besote.
Gracias a todas por vuestras visitas! Sil

Carolina Leiva ha detto...

Esta sopa es exquisita, la probe en florencia y fue mi plato favorito :)

Gracias por vuestra visita!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...