venerdì 28 ottobre 2011

Mini Cakes Saladas de Calabaza y Trigo Kamut para el Brunch After-Halloween.



...es decir para el dia siguiente, que es de Todos los Santos.
En mi casa seguramente no van a faltar entonces, porque el 1º de noviembre aqui en Italia es feriado.
Y cada tanto es lindo eso del Brunch , expresiòn que proviene de unir Breakfast: desayuno en ingles con Lunch: almuerzo en ese idioma. Una costumbre anglosajona, hoy de moda por todo el mundo, que se practica los fines de semana, cuando la gente busca descansar y relajarse de los horarios que la tienen a los saltos en los dias laborables.
Aqui es otoño y ya andamos de calabazas hace un tiempo en todas sus formas y colores.
Y en linea con la cultura anglosajona, ya que viene Halloween, tenemos tantos Pumpkins , que mejor receta para incluir en un Brunch que un Plum Cake, pero esta vez salado como me gustan a mi!
Vamos a la receta!
Ingredientes ( para 6 mini cakes)
200 gr. de harina de trigo kamut ( pueden utilizar harina comun)
100 gr. de almidòn de maiz
150 gr. de manteca ( mantequilla)
2 cucharaditas de tè de polvo de hornear
1/2 cebolla mediana
350 gr. de pulpa de calabaza ( yo usè la que ven en la foto)
4 cucharadas de queso rallado ( en mi caso parmigiano)
3 huevos
1 cucharadita de azùcar
1 pizca de nuez moscada
1 cucharada de aceite extravirgen de oliva
Un puñado de pistachos
sal y pimienta




Yo utilizè una calabaza ( en Italia se llama "zucca") de la variedad Tromba d'Alvenga, que me la regalò una amiga cuyos padres las cultivan en su huerta en campos del Piamonte. Pero pueden tranquilamente usar tambien la Whaltan Butternut, que en Argentina llamamos calabacitas, y se parecen a esta variedad italiana por su color y su piel pero no son asi de largas.
Picar finamente la cebolla y rehogarla en una sartèn con el aceite extravirgen de oliva ( o manteca si prefieren). Luego incorporen la calabaza cortada en dados pequeños y dejenla cocinar agregando un poquitito de agua si ven que se seca demasiado, pero no se pasen ya que luego con ella hacemos un purè y lo queremos lo màs espeso posible. Lo condimentamos con sal (una media cucharadita de tè) , una pizca de nuez moscada y otra de pimienta. Reservamos.
En un recipiente colocamos la manteca hecha pomada, le agregamos el azùcar ( solo 1 cucharadita) y los huevos y mezclamos bien hasta obtener una especie de pasta.
Luego agregamos el purè de calabaza, el queso rallado y , finalmente , de a poco, incorporamos la harina de trigo kamut mezclada con el almidòn de maiz ( que nos darà una textura màs ligera) y el polvo de hornear.
Yo los hize con un molde de mini plum cake ( conocido tambien como budin ingles) pues quedan muy bonitos, pero Uds. pueden usar otra forma si lo desean. Pueden tranquilamente usar la budinera grande tradicional de èste tipo de cake o un savarin ( los que tienen un tubo en el medio), tengan solo en cuenta de que la cocciòn llevarà un poco màs de tiempo en el horno.
Enmantecar los moldecitos ( o molde), volcar alli la mezcla sin superar los 2/3 asi no se deforman, y espolvorear con pistachos picados gruesos.
Y los llevan a horno precalentado a 180º por unos 25 minutos. Si no estàn seguros ,utilizen un palillo para pincharlos, si sale limpito quiere decir que ya estàn cocidos.




Son deliciosos asi solitos , para acompañar con la bebida que deseen.
O tambien los servimos en platos individuales ,para acompañar un buen jamòn crudo y quesos frescos como en mi caso un " stracchino" ( untable ) y "primo sale".
La calabaza le otorga sabor y humedad a la masa, dejandolo tierno y sabroso.
La harina de trigo kamut , mezclada con el almidòn de maiz (maizena) los deja muy livianos y digeribles.
El kamut tiene muchisimas buenas razones nuticionales para ser utilizado ,pero ademàs se presta muy bien para esta receta , ya que nos deja una textura bien esponjosa.
Como remate elegi pistachos, porque me parecieron perfectos para esta versiòn salada.
Yo me preparo para unas varias tandas en èstos proximos dias, y los animo a probarlos, veràn cuanto gustan!
Buon Appetito a Tutti y Happy Halloween!!!!!

lunedì 24 ottobre 2011

Pepas Integrales con Dulce de Membrillo.

Las pepas o pepitas son una variedad de galletitas dulces , ( o masitas, como le decimos en Argentina) que llevan un relleno en el centro sin cubrir, que en general, es de dulce de membrillo. Tambien se las pueden encontrar con otro tipo de mermelada o dulce.
Son perfectas para acompañar el mate, nuestra bebida nacional y a los màs chicos les gustan mucho para desayunar o merendar.
Tenia mucha nostalgia de èstas pepas, que solia comer en mi infancia. En particular del sabor del dulce de membrillo que en esta galleta toma una consistencia durita , pues va colocado antes de hornear y con la temperatura se carameliza. De chica me encantaba comerme primero el dulce, que en mis recuerdos era casi como un caramelo gomoso y luego la galleta, sumergida previamente en la leche chocolatada, que delicia!
Y luego de haber hecho el dulce de membrillo en casa, no me podia dejar escapar la ocasiòn de preparar unas pepas! Con lo fàciles de hacer que son!
Como siempre hice mi versiòn integral, visto que son del tipo de harinas que no faltan nunca en mi despensa.
Vamos a la receta!
Ingredientes ( salen unas 36 galletitas)
250 gr. de harina integral de trigo
125 gr. de manteca ( mantequilla)
2 yemas y 1 huevo entero
70 gramos de azucar blanca
30 gramos de azucar morena integral
1 cucharadita de polvo de hornear
la ralladura de medio limòn
1 chorrito de esencia de vainilla
100 gr. de dulce de membrillo

Para preparar la masa, colocamos la harina integral dentro de un recipiente.
Hacemos un hueco y en el agregamos la manteca fria y cortada en cubos, el azucar blanca y aquella integrar ( que le suma un rico sabor), la ralladura de limòn, y las yemas con el huevo ligeramente batidos.
Integramos todo apretando con la mano dentro del recipiente y recièn cuando se nos forme un bollo lo llevamos a la mesa espolvoreada con un poco de harina.
Lo amasamos lo necesario para que quede una masa homogenea.
Tal como una pastafrola, la cuestiòn es integrar bien sin amasar tanto.
Envolvemos en un film de cocina y lo dejamos descansar en la heladera por una media hora.

Luego cortamos la masa en porciones que nos permitan formar unos choricitos regordetes, como si fueramos a hacer ñoquis gigantes.
Los cortamos en rodajas todas iguales y con ellas formamos como botoncitos con un hueco en el medio, que haremos apretando con un dedo.
Rellenamos el centro con pedacitos de dulce de membrillo.
Cocinamos en horno precalentado a 180 º por unos 25 minutos.
Las dejamos enfriar, o de lo contrario se nos rompen.

Listas para el mate de la tarde, no podian haber caido en mejor momento!
A mis hijos les encantaron para la merienda, curiosos de esta forma nueva para ellos.
Y a mi, pues como se imaginaràn... me llevaron por un instante a dulces momentos de mi niñez!
Es siempre placentero recuperar los dulces tradicionales de nuestra tierra y compartirlos con nuestros seres queridos, no importa en que parte del mundo nos encontremos. Porque nos hace revivir lindos recuerdos y esto crea la atmosfera justa para contar nuestras costumbres y nuestra historia.
Buon Appetito a Tutti!!!!!!!!

martedì 18 ottobre 2011

Dulce de Membrillo Casero.




Aparecieron los membrillos!
Dias atràs , Lorena , una amiga argentina que vive en la ciudad, me avisò que los habia encontrado en un negocio de venta de frutas y verduras. Gracias, Lore! Si no era por vos, me perdia este dulce!
El dulce de membrillos en Italia es conocido como "cotognata", por la " mela cotogna" o tambien "pera cotogna", asi llaman a esta fruta por èstas tierras.
En Argentina es muy popular, junto con el dulce de batatas. Lo utilizamos para rellenar la "pastafrola", un clasico a la hora del mate o del tè, o para comerlo como postre junto a un queso mantecoso.
Vamos a la receta!
Ingredientes ( rinde aprox. 900 gr. de dulce)
1 kg. de membrillos ( 4 unidades en mi caso)
Cantidad necesaria de azùcar
Cantidad necesaria de agua




Los membrillos (Cydonia oblonga) vienen cubiertos de una pelusa natural.
Hay que lavarlos con ayuda de una esponja o lienzo o simplemente cepillarlos, asi se limpian facilmente.
Son parientes de la manzana y la pera, pero para comerlos se los debe cocinar previamente, ya que crudos resultan muy asperos.















La Argentina es una importante productora de esta fruta. Se lo encuentra facilmente en forma de dulce "en pan",es decir en bloques rectangulares o envasados en latas circulares en pesos variados.
Es muy utilizado en la reposteria criolla, por ejemplo como relleno de facturas o en los tipicos pastelitos criollos fritos, solo por citar algunos.
Sus propiedades son conocidas en casi todos los hogares argentinos.
Desde chicos nos acostumbramos a comerlo cuando estamos mal con los intestinos acompañados de nuestras infaltables galletitas de agua "porque el doctor lo recomendò" - quien no habrà escuchado èsto al menos una vez en su vida!

En efecto es aconsejado su consumo en el caso de diarrea y disenteria. Tambien para el asma, la tos, la bronquitis pues ayuda la expectoraciòn.Y para tantas otras cosas màs, que pueden curiosar en la red.


Para preparar el dulce debemos, una vez limpios, colocarlos en una olla y cubrirlos con agua.
Los hervimos por una media hora.
Luego los dejamos enfriar dentro de su misma agua. Dicen los entendidos que es esta fase la que hace que el color del dulce sea màs o menos oscuro. Si los retiramos antes serà màs claro , de lo contrario vendrà màs oscuro.
Ya medio cocidos se los pela y se les quitan las semillas, cosas que tendremos reservadas pues nos serviràn para fabricar la jalea, como asi tambien el agua de cocciòn ùtil para esta otra receta .
Las semillas del membrillos son ricas en pectina, un adensante natural, que serviràn tambien a que el dulce se "endurezca" sin necesidad de agregarle otro aditivo como la gelatina, por ejemplo.
Con la pulpa asi obtenida, la pasamos por un procesador o licuadora y la transformamos en purè.
Pesamos el purè y colocaremos nuevamente èste en una olla con igual proporciòn de azucar.
En mi caso, mis cuatro membrillos me dieron 800 gr. de purè, asi que agreguè igual peso de azucar.
Colocamos todo èsto sobre el fuego y cocinamos revolviendo.
Yo he utilizado una olla con fondo grueso, pero es aconsejable utilizar tambien si es posible, una olla de cobre o de hierro.
El dulce estarà listo cuando se comienze a pegar a la olla.
Lo colocamos en un recipiente que le de la forma deseada, sea èsta un rectàngulo, como en mi caso o tambien un circulo, decidan Uds. segun la utilidad que querràn darle.



Una vez puesto en el molde, lo dejamos enfriar y luego podremos cortarlo y destinarlo a los mil y un caprichos!

En un golpe de nostalgia, lo he probado enseguida con una galletita salada, hummmmm....
Cuantos recuerdos...la imagen de mi abuela ,que me lo daba cuando estaba con los dolores en la pancita ... de los dolores no me acuerdo, de los mimos si!
Despues pasè a un postre clàsico entre los clàsicos, con un queso mantecoso. Y los cortè en forma de corazones, para darle un toque màs elegante. Estos los comimos con mi marido, entre sonrisas complices.
Y luego... luego ya les contarè porque la cosa...to be continued!
Esta entrada la dedico a mis compaisanas, Lorena P. que vive en Trieste y a Maria Josè que vive en España y que en estos dias, se dejò seducir tambien por los membrillos ( vi tus fotos en facebook MariJo, de un dulce magnifico!). Un beso a las dos!
Y buon appetito a tutti!!!!!!!!!!!!!!!!!!

venerdì 7 ottobre 2011

Hoy: Pan para Bruschettas en el blog "Las Recetas de Blanca Cotta".


Hoy, en el blog de "Las Recetas de Blanca Cotta" , participo con èsta propuesta:
Pan para Bruschettas (haz click en èste titulo para ver la receta!)
Es un placer ser parte de èste proyecto, donde junto a otros compañeros blogueros argentinos, cada viernes proponemos una receta de Blanca Cotta, preparada por nosotros mismos.
Un proyecto que nos ha unido por la admiraciòn y el cariño que todos sentimos hacia ella y donde cada uno de sus platos, viene acompañado de entrañables recuerdos y experiencias en la cocina en distintos momentos de nuestras vidas.
Los invitamos a visitarnos y a que disfruten de las recetas tal como lo hacemos nosotros!
Sil.

domenica 2 ottobre 2011

Tatin de Puerros y Coles de Bruselas en Hojaldre Medio Semi-integral.

Entramos en otoño por aqui , aunque por las temperaturas de èstos dias - tocando los 30 º en el norte de Italia?!- la cosa parezca extraña.
Anteayer encontrè estas coles de bruselas en el mercado y me las traje como para llevarle la contra a este clima loco.
Las coles de bruselas no son otra cosa que brotes de una planta ( la brassica oleracea) y no solo son simpàticas , estas mini coles o repollitos, sino que tambien tienen muchas vitaminas y minerales, para asi prepararnos para el invierno que algùn dìa llegarà!
Y porque quize variar, en vez de utilizar una pasta brisè y terminar en la enèsima quiche, me decidì por una clasica tatin, en versiòn salada , pero con un hojaldre medio semi-integral.
El hojaldre medio es aquel en donde la materia grasa contenida en la masa, equivale a la mitad de la proporciòn de la harina, es decir 50%-50% ( cuando el original lleva iguales cantidades). La otra variaciòn fue la de sustituir parte de la harina comùn por harina integral ( siempre de trigo ambas).
La intenciòn? Obtener una base màs ligera, tanto en su estructura como a nivel dietètico. Y "enchufarle" un poco de fibra a la masa.
El resultado fue sorprendente!
Vamos a la receta!
Ingredientes ( para 6 porciones medianas, o 12 pequeñas, segun la ocasiòn )
Masa:
100 gr. de harina integral de trigo
200 gr. de harina comun de trigo
150 gr. de manteca ( mantequilla) de no buena, excelente! calidad
1/2 cucharadita de sal fina
agua tibia, cantidad necesaria
Relleno:
300 gr. de coles de bruselas
2 puerros
150 gr. de queso roquefort o bergader ( queso azul alemàn)
sal y pimienta a gusto
un chorrito de aceite extravirgen de oliva
Procedimiento para la masa ( para pacientes...):
Colocar las dos harinas con la sal sobre la mesa en forma de corona y colocar en medio el agua tibia. Mezclar hasta obtener un bollo que amasaremos hasta que este liso y elàstico. Dejar descansar a temperatura ambiente. Luego procedemos segun el metodo frances o directo:
Estirar la masa en forma de rectàngulo ( 1 cm aprox.)y colocar en el medio la manteca que habremos retirado de heladera para llevarla a temperatura ambiente.
Envolvemos con la masa la manteca ,doblando los extremos opuestos hacia adentro.
Damos vuelta el paquete asi obtenido y estiramos en forma de rectàngulo de nuevo ,con el palote haciendo presiòn con delicadeza para que la manteca no se salga por los costados.
Doblamos la masa de nuevo , pero esta vez en tres, es decir dividimos imaginariamente en tres partes iguales el rectàngulo, y llevamos el lado derecho sobre el centro y luego hacemos lo mismo con el izquierdo. Esto es un pliegue simple.
Dejamos descansar esta masa cubierta con un film de alimentos en la heladera por media hora.
Luego la volvemos a doblar , dividiendo imaginariamente el rectangulo en cuatro , cada uno de los extremos se pliega hacia el centro y luego se repliegan hacia el centro nuevamente. Esto es un pliegue doble.
Dejamos otra vez descansar la masa en la heladera para luego repetir otra vez un doblez simple y luego otro doble.
Cuanto màs dobleces hagamos màs se nos hincharà la masa y mejor vendrà el hojaldre.
Yo le hize 3 veces cada pliegue, Uds. decidiràn cuantos segun vuestro tiempo y ganas!
La masa asi se deja descansar siempre en la heladera pudiendo ser utilizada hasta el dia siguiente, es lo aconsejable para evitar disgustos, si no la piensan utilizar la pueden colocar en el freezer. Luego de esto para utilizarla, la dejaràn descongelar siempre en heladera!
Para el relleno:
Limpiar las coles de bruselas y hacerles un tajo en forma de cruz en la base. Cocinarlas al vapor por unos 15 minutos. Reservarlas.
Rehogar los puerros cortados bien finitos hasta que estèn blandos.
Cortar el queso azul en cuadrados.
Armado:
En una fuente para horno con unos 5-6 cm de borde y previamente enmantecada generosamente la base, colocar las coles de bruselas con la cabezita hacia abajo. Si son muy irregulares sus tamaños, cortar en mitades los màs grandes, tal como he hecho yo. Condimentar con sal y pimienta.
Distribuir por encima de las coles los puerros rehogados y luego colocar los cuadrados de queso azul.
Estirar la masa del tamaño de la fuente ( puede ser rectagular o circular Uds. decidiràn) màs los centimetros del borde. Cubrir las coles con ella , empujando los bordes hacia adentro, como si forràramos una torta. Esta es la tecnica de la tatin, digamos que se construye la tarta justo de la manera inversa, el relleno abajo y la masa por encima.
Hornear en horno precalentado a 200º por unos 25-30 minutos hasta ver la masa dorada.


Una vez fuera del horno, desmoldar con cuidado, colocando la fuente donde la serviremos por encima y dandola vuelta con firmeza, como si se tratara de una tortilla!
Nos encontraremos con una especie de cofre crocante que nos regalarà enseguida una mezcla de perfumes increibles!
Las coles estaràn alli bien pegaditas a la masa, gracias a nuestro queso azul que las tendrà atrapadas y les donarà su sabor picantòn.
El ùltimo toque : rociar con aceite extravirgen de oliva en frio. (pueden pincelarlo para usar lo justo y necesario si no tienen un vaporizador, ok?)
Ademàs de sumar sabor, darà brillo a las coles.
Servirla tibia, asi se apreciarà mucho màs esta cubierta.
Perfecta para la hora del almuerzo junto a una ensalada de hojas.
O cortada en porciones mignon ( pequeñitas) para abrir el menù de un domingo otoñal, que todavia juega a vestirse de verano tardiò.
Buon Appetito a Tutti!!!!!!!!!

Gracias por vuestra visita!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...