martedì 30 novembre 2010

Invierno con Peper & Chino! Sopa Hot de Noodles con Pollo y Verduras Crocantes.


Ni rastros del otoño! Hace màs de una semana que nieve, viento, agua nieve, lluvias ...pausas grises con tenues rayos de sol...y vuelta otra vez nieve... nos anuncian un invierno màs que anticipado.

Se sale para lo indispensable: escuela, trabajo, compras y luego... al calor de nuestras casitas!

En la busqueda de platos confortantes, las sopas estan a la orden del dia. Y en èstos ùltimos tiempos alternamos las tipicas europeas, que no tienen desperdicio, con algunas con claras influencias orientales.

Cual es el atractivo? Pues la increible combinaciòn de salado, dulce, amargo, picante y acido, que se destaca en las recetas de cocina china, en donde todo parece tener su lugar justo. La eterna busqueda del equilibrio entre el Ying y el Yang, dos fuerzas contrapuestas, aplicada tambien en los alimentos que nos nutren. Asi explican ellos, la presencia de tantos sabores contrastantes.

Y dado que varias de èstas recetas nos gustan mucho aqui en casa, ya hace un tiempo que me aseguro de tener en mi despensa "los indispensables" para cocinar "chino" cuando nos vienen el antojo : entre ellos los noodles , y no solo los de harina de arroz, ultimamente he encontrado unos llamados "canton noodle" que son muy particulares y sabrosos.

Luego los tres condimentos bàsicos: ajo, jengibre fresco y peperoncino, en las cantidades que cada uno pueda tolerar.

Y por supuesto, la salsa de soja, de la que existen tambien distintas variedades: clara, oscura, con bajo contenido de sal, etc.

Otros ingredientes un poco màs dificiles pero no imposible de encontrar son el aceite de sèsamo, el vino de arroz shaoxing ( que se puede reemplazar con Jerez Seco) , y tambien las 5 especias, un mezcla particular de ellas, en donde resaltan el anis, la cassia cynnamon( una variedad de canela), pimienta del sichuan, semillas de hinojo, y clavos de olor.

Ingredientes que en Europa se pueden comprar en los negocios de importados e inclusive en los grandes supermercados que ahora estàn ofreciendo un buen surtido de alimentos tipicos de otras latitudes, respondiendo a la evidente demanda que ha originado la llamada "globalizaciòn" de èstos ùltimos años.

Para lo demàs, pues lo mismo que tenemos en nuestras heladeras: verduras, cuantas màs, mejor y la carne que se desee, en una cantidad muy discreta.

El wok? Si lo tienen , perfecto! y si no, pues... sartencita profunda antiadherente y un poco de practica, haràn lo suyo.

Ya luego, que le tomaràn el gusto a la cosa, les aseguro que encontraràn màs de un justificativo para regalarse el wok!


Vamos a la receta!


Ingredientes (para 4 personas)

200 gr. de noodles (yo utilizè los de harina de trigo, pero pueden ir muy bien los de soja o arroz)
1 pedacito de jengibre fresco (2 cm de raiz)
2 dientes de ajo
1 peperoncino- pimiento picante, chilly - fresco (tambien lo pueden usar seco)
1 pechuga de pollo cortada en rebanadas
1 cucharada de harina comun
1 taza de caldo de verduras o pollo ( casero ... por favor)

Verduras de estaciòn:

1 puerro (o cebolletas verdes algunas todavia se encuentran)
1 hinojo
2 zanahorias
150 gr. de hongos champignones o si los encuentran , hongos shiitake.
...de colado... un pimiento rojo fresco ... origen España ( y olè!)
1/3 de copa de jerez ( en su defecto, vino blanco seco)
1 cucharada de azucar de caña
1 cucharada de vinagre de manzanas
4 cucharadas de salsa de soja (y màs opcional)
unas gotas de aceite de sèsamo
sal ( con cuidado! por la salsa de soja segun la que usen...)


Les he resaltado los ingredientes "no comunes" tal vez , en vuestras cocinas, solo para evidenciar que son pocos y que una vez comprados rinden mucho.






Cortar en tiras la pechuga de pollo , pasarlas por la harina y saltearlas por unos minutos hasta dorarlas. Reservar en un plato.

Cortar todas las verduras en bastoncitos finos.

Rallar el ajo, el jengibre y trocear el peperoncino y rehogarlos. Agregar los hongos cortados en mitades , agregar el jerez y cocinar por unos 15 minutos.

Luego sumar las verduras cortadas en trocitos y saltarlas por unos minutos. Sumar el azucar, el vinagre y la salsa de soja. Cocinar por 3 minutos y reservar.

Colocar ahora el caldo y llevarlo a hervor. Añadir los noodles y faltando 2 minutos para la cocciòn total (ver el tiempo indicado en el envoltorio), agregar la carne y las verduras reservadas anteriormente.

Servir las porciones agregando a cada una, unas gotitas de aceite de sèsamo. Llevar a la mesa èste aceite y la salsa de soja para que cada comensal si lo desea sume màs condimento a su gusto.

Como todas las recetas chinas, es màs el tiempo que se emplea en disponer todos los ingredientes, es decir , limpiarlos y cortarlos, que lo que se dedica a la cocciòn, que es muy veloz.
Aquì, el ùnico secreto es ser ordenado y organizado en los pasos. Esto evitarà situaciònes como carne chamuscada o verduras cocidas en exceso.
La caracterìstica de èsta sopa es que cada alimento se distinga con una textura diferente: tierno, crocante, aterciopelado, àspero, gelatinoso, otro punto en lo que se destaca la comida china.



Hace poco, le dì la jubilaciòn a mi viejo wok, y no tengo la vajilla oriental que me gustaria ,por falta de espacio.

Pero como ven, con una cucharada de èsta sopa... picantita, agridulce, donde el pollo queda tierno al punto justo sin deshilacharse, donde las verduras han mantenido su estructura crocante, y la pasta se desliza dentro de un caldo donde se confunden el sabor de la carne, la soja, el jengibre y el sèsamo... por 5 minutos, me transportè a un comedor de familia de algùn barrio de Chengdu, capital del Sichuan, donde comen con bastante Peper & Chino!
Un mar de sensaciones lleno de calor , perfume y sabor, para olvidarse un ratito del frio!

Buon Appetito con acento chino!!!!

venerdì 26 novembre 2010

Verdes de Invierno: Cestillos Rellenos de Achicoria, Habas y Bacon.



Mientras afuera hoy nos llegò la primer nieve, y el blanco de a poquito se encarga de pintar nuestros paisajes de invierno, el verde no se ausenta de las mesas.

Este color maravilloso sigue presente y en varios de sus tonos, con muchos de los vegetales que resisten el frio y se encargan de llenar nuestro organismo de minerales y vitaminas, tal como la Achicoria.

La Chycorium intybus L. en su conocida variedad italiana, Cicoria Catalogna, es una verdura que se siembra a fines del verano y se cosecha durante el otoño- invierno.

Se la encuentra en el mercado en forma de planta con largos tallos y hojas verde oscuro dentadas y desarrolladas en la parte final, razòn por la cual la llaman tambien "cicoria asparago".

Posee un agradable sabor amargo y se la consume en general hervida, aunque tambien se pueden comer crudas sus hojas jòvenes en forma de ensalada.

Las achicorias se consumen desde la antiguedad, formando parte de la dieta de la gente pobre, sobre todo en sur de Italia, donde se las recogian en estado silvestre en los campos.

Actualmente se cultivan muchas variedades, de las cuales la Cicoria Catalogna gigante di Chioggia, que la producen en el Veneto, bien cerquita de Venezia y aquella conocida como "Puntarelle", o la Cicoria Catalogna frastagliata di Gaeta en el Lazio, regiòn a la que pertenece la ciudad de Roma.

Esta es una de las innumerables recetas en donde la Achicoria nos aporta su particular sabor amargo, para nada fastidioso y donde nos sorprende con sus posibilidades de maridaje.

Y tambien es una receta donde hechamos mano a las habas, recordàndonos de las legumbres maravillosas que tanto se consumen en invierno , sea en sopas o guisos, para que vean que otras alternativas les podemos dar.


Vamos a la receta!


Ingredientes (para 6 personas)

1 planta de Achicoria ( aprox. 850 gr.)
300 gr. de habas (pueden ser secas o congeladas) previamente cocidas.
100 gr. de panceta
1 diente de ajo
1 cebolla pequeña
1/2 copa de vino blanco seco
Sal y pimienta
Aceite Extravirgen de oliva
6 discos de empanada (o de la masa que prefieran) para los cestillos





Picar finamente el ajo y la cebolla y colocar en una sartè junto con la panceta cortada en cuadritos.

Rehogar todo,no hace falta aceite ya que usaremos la misma grasa que desprende la panceta.

Incorporamos la achicoria bien lavada y cortada en trocitos. Luego sumamos las habas ya cocidas.

Bañamos con el vino blanco dejando evaporar el alcohol y cocinado con el liquido que desprenden las verduras, por unos 10 minutos. Podemos agregar apenas unas cucharadas de agua si ven la preparaciòn muy seca pero sin exagerar.

Condimentamos con sal y pimienta.

Cocinamos las tapas de empanadas, vacias, forrando moldes de muffins de esos descartables de aluminio o en la placa de muffins aceitada si la tuvieran. Antes de hornerlas hacerles unos pinchacitos con un tenedor asi no se deforman. Desmoldarlos y dejarlos enfriar.

Rellenar los cestillos con el salteado de achicorias, habas y bacon y pasarlos velozmente por el horno al maximo para poder llevarlos a la mesa calentitos.

Antes de servir, agregar sobre los vegetales que rellenan cada cestillo, un chorrito de aceite extravirgen de oliva que le darà el toque final perfecto!

Esta es una costumbre muy arraigada en toda Italia, donde se privilegia el consumo del aceite de oliva en crudo, tal como se hace con una ensalada, para asi disfrutar de todas sus propiedades y de su magnifico sabor.




Una entrada bien cargadita de verdura y legumbres, donde la panceta las envuelve en su extraordinario sabor. Si alguno està a dieta y no se la puede permitir, pueden usar un buen jamòn crudo magro, agregado solo al final, evitando de cocinarlo mucho.

Pueden utilizarlo para un buffet en pie, teniendo la precauciòn de servilos templados para que nuestros comensales no se quemen los deditos.

Una propuesta para las fiestas que se acercan, para llenar nuestra mesa siempre de vegetales!



Veràn cuanto gustan!!



Buon Appetito a Tutti!!!!!!

martedì 23 novembre 2010

Verduras de Invierno: Crema de Broccoletti ( Cima di Rapa) y Anchoas al Peperoncino ...para unas ricas Brusquetas.



Otras de las verduras que encontramos en el mercado en èste periodo, es la Cima di Rapa o Broccoletto.

La Cima di Rapa o Broccoleto , son los ramitos que todavia no han florecido de la variedad Brassica Campestris, de la cual se comen las hojas y las flores incipientes, a diferencia del conocido Broccolo - Brassica Oleracea- en italiano, o Brecol, en español, del cual se consume su flor.

Crece muy bien en el sur de Italia , donde el clima es màs càlido en invierno, y es protagonista de muchos platos regionales de la Puglia y de la Basilicata. El consumo de èsta verdura ha crecido muchisimo en èstos ùltimos años, sea por la difusiòn y promociòn de la cocina regional italiana, sea porque ha encontrado un pùblico que ha sabido apreciar su sabor y propiedades (son ricos en minerales sobre todo en potasio pero tambien calcio, magnesio y hierro), que la hacen digna participante de la conocida dieta mediterrànea.

En mi ùltimo viaje al sur, encontrè entre muchas de las maravillosas conservas, esta crema elaborada con brocoletti y anchoas que me pareciò una delicia.

Asi que apenas vi las primeras plantitas en el mercado , aprovechè a preparla para tenerla lista en mi despensa.


Vamos a la receta!


Ingredientes (rinde 4 frascos pequeños de unos 150 gr.)


1,5 kilo de broccoletti o cime di rape
50 gr. de anchoas en aceite extravirgen de oliva
5 dientes de ajo
150 ml de aceite extravirgen de oliva
sal
peperoncino fresco , a gusto




Picar los dientes de ajo y rehogarlos en un chorrito de aceite.

Agregar las anchoas y dejarlas deshacer.

Incorporar las hojas lavadas y troceadas de broccoletti o cime di rapa.

Cocinarlas por unos 20 minutos agregando si es necesario unos chorritos de agua para que la preparaciòn no se seque.

Dejar enfriar y colocar la verdura en un procesador de comida o una licuadora. Agregar la sal y el peperoncino fresco fileteado y sin semillas.

Triturar bien, agregando el aceite extravirgen de oliva de a chorritos, hasta obtener la consistencia de una crema densa y lisa.

Si no la van a consumir enseguida, colocarla en frascos esterilizados y pasteurizar. Asi la podràn utilizar cuando lo deseen.

Preparar las brusquetas, dorando unas rebanadas de pan de campo, frotandoles previamente un diente de ajo cortado. Yo he usado el pan de Altamura, tipico de la Puglia, elaborado con harina de semola de trigo duro , agua y levadura madre, que es perfecto para esta crema.

Servirlas asi, como aperitivo o entrada.

Y para los amantes de la pasta , no duden en utilizarla como salsa para unos ricos espaguetis.

Quedaràn encantados!

Buon Appetito a Tutti!!!

martedì 16 novembre 2010

Verduras de Invierno: Cardo Gratinado con Crema de Ajos y Anchoas.



Una de mis verduras predilectas en este periodo son los cardos.

En èste plato de inspiraciòn "piemontese", los acompañamos con dos ingredientes, el ajo y las anchoas, que le van de maravillas.

Del cardo - Caardus - se consumen los tallos, tambien llamados pencas. En el mercado, se lo encuentra presentado con la planta entera cerrada , sin raices y la parte final de las hojas cortadas. Su sabor es similar al de las alcachofas. Es una verdura que contiene mucha fibra y minerales, entre ellos calcio, potasio y sodio. Con su consumo protegemos y desintoxicamos el higado y los riñones, ya que tambien se le atribuyen propiedades diurèticas.

En esta receta, evitamos la leche y sus derivados, ya que està pensada justamente para aquellos que sufren de intolerancia al lactosio, pero quieren disfrutar de una crema que sostenga un gratin bien sabroso.


Vamos a la receta!

Ingredientes para 4 personas:


1 planta de cardo (aprox.600 gr.)
4 dientes de ajo
4 filetes de anchoas saladas
250 ml. de leche de almendras (puede ser tambien de soja o de arroz)
1 cucharada de almidòn de maiz
1 puñado de nueces
sal y pimienta


Limpiar bien el cardo para quitar la tierra que suele contener dentro de las pencas.

Retirar las espinas que se encuentran a lo largo de las pencas y los filamentos , raspando con un cuchillo y estirando con los dedos.

Hervirlos en agua por unos 15-20 minutos (dependerà de lo gruesas que sean las pencas).

Colocarlos en fuentecillas individuales monoporciones aptas para horno (o microondas) o bien si lo desean, en una fuente rectangular grande para luego distribuir las porciones.

Preparar la crema:

Cocinar los dientes de ajo pelados en la leche de almendras en una sartèn profunda.

Aplastarlos con los dientes de un tenedor cuando estèn cocidos , asi impregnan mejor su sabor en la leche.

Agregar las anchoas que se habràn dejado por una hora en agua cambiada varias veces para quitarles el exceso de sal, y deshacerlas hasta que se disuelvan en la leche.

Colocar esta preparaciòn en un procesador y licuar bien para que quede un liquido homogèneo. Pueden tambien utilizar uno a inmersiòn, siempre que la sartèn no sea antiadherente, de lo contrario la arruinaràn.

Disolver en un dedo de agua el almidòn de maiz e incorporarlo al liquido. Hervir la preparaciòn por unos minutos hasta que adensarla y que tome el aspecto de una crema. Condimentar con pimienta y poca sal, ya que las anchoas ya habràn hecho su aporte.

Esparcir la crema sobre los cardos y gratinar debajo del grill.

Espolvorear antes de servir con las nueces trituradas.





Asi, podemos apreciar el cardo, envuelto en una crema con sabores marcados pero bien balanceados.

El ajo y las anchoas se maridan muy bien con el amargo de èsta verdura, que es ademàs resaltado por las nueces,que perfuman y enriquecen el plato tanto del punto de vista nutritivo como en su estructura , con el crocante.

Como entrada o como guarniciòn , sea que abra o cierre un menù importante, les aseguro que èsta receta harà descubrir los cardos a muchas personas de manera sorprendente.

Animensè a probarla!


Buon Appetito a Tutti!!!!

venerdì 12 novembre 2010

Dulce Otoño: Biscotti de Frolla de Harina de Kamut con Corazòn de Higos.


Este año la pequeña higuera que tengo en el jardin , me ha colmado de frutos. Ya peladita, sin hojas, ha continuado estoica a sostenerlos hasta que maduren, regalandome los ùltimos que recogì hace unos dìas.

He aprovechado a comèrmelos casi todos frescos, que en realidad es cuando aportan sus mejores propiedades, pero èsta tanda de despedida, la quize conservar en una mermelada que màs otoñal no puede ser, para los momentos de nostalgia por esta fruta que me encanta!

La harina de trigo kamut tiene ya su lugarcito en mi despensa , gusta mucho en casa y dadas sus tantas virtudes, la utilizo reemplazando las normales harinas de trigo..

Como en esta clase de biscochitos, que existen aqui en Italia en versiòn màs pequeña y rectangular pero rellenos de frutas otoñales (higos, manzanas) por los que los llaman "ottobrini" en relaciòn al mes de origen de su relleno.

Y fueron los higos a recordarmelos!

La receta es simple, ya que parte de una pasta frolla hecha con èsta harina que tiene un sabor particular, en èste caso semolada, y luego como relleno , la mermelada de higos.

El resultado: una delicia! Ideal para disfrutar en el desayuno donde nos cargarà de buenas y dulces energias!

Vamos a la receta!

Ingredientes para la mermelada:

500 gr. de higos

250 gr. de azucar

el jugo de una naranja

1/2 vaso de agua

1 ramita de canela


Cortar los higos en pedacitos.

Colocar el azùcar con el agua y el jugo de la naranja a calentar en una ollita y revolver hasta que rompa el hervor.

Incorporar entonces los higos y la rama de canela.

La mermelada estarà lista cuando colocando una cucharadita de ella en un plato e inclinàndolo esta no se deslize.

Envasar en un frasco esterilizado y pasteurizar (hervir en una olla cubierta de agua por almenos una media hora) si no la van a consumir inmediatamente.



La pasta frolla de Harina de Kamut:

250 de harina de trigo Kamut semolada
125 gr. de manteca (mantequilla )
100 gr. de azùcar
3 yemas
ralladura de piel de naranja




Colocar la harina en forma de montaña en la mesa y hacer un hueco en el medio.

Agregar en èl, la manteca a temperatura ambiente, el azùcar, la ralladura y las yemas.

Amasar velozmente, formar un ladrillo, envolver con film y dejar descansar en la heladera por al menos una hora.


Armado:
Estirar la masa y cortar circulos pequeños de a pares.

Colocar una cucharadita de mermelada de higos en el centro de cada cìrculo y cubrir con otro.

Apretar bien los bordes y con un cortapasta de unos milimetros màs pequeño, volver a cortar para asi dejarlo bien cerrado y prolijito. La masa que queda la vuelven a amasar y estirar para seguir haciendo otros. Nada se desperdicia!

Si no tuvieran cortapastas, pueden utilizar dos vasos, uno màs estrecho del otro.

Acomodarlos en una placa de horno cubierta de papel para hornear o bien enmantecada.

Hornear a 170º en horno precalentado por 20 minutos. Con la cantidad de masa indicada me vinieron unos 26 de 5 cm de diàmetro.




Una vez frios, los pueden conservar en una lata, para evitar que se sequen demasiado, si los piensan consumir de a poco.
En casa mi tribu adora èste tipo de dulce!
Los que cocinan a diario para los màs pequeños, saben la lucha continua por convencerlos a probar y sobre todo variar en las comidas.
Por ello cuando acertamos con cosas a las que le hemos incorporado ingredientes nobles...gente... que felicidad!
Mi hija exclamò: Fiiiico!! Si, le dije, tiene higos!
No, mamma, questo è molto fico!!!
Porque "Fico" es una expresiòn italiana que si significa "higo" pero quiere decir: cool, chulo, que està bueno.
Asi, pues , delante de mi mirada perpleja porque fue un acierto y porque , todavia... todavia no dejo de sorprenderme de escuchar a mis hijos hablar en italiano. Las vueltas que tiene la vida, no?
Buon Appetito a Tutti!!! Y Dulce Week end!!!!

martedì 9 novembre 2010

Arroz Integral con Peras y Gorgonzola para un Risotto Diferente.




El risotto es una preparaciòn tipica italiana que no falta nunca en las mesas de èste pais.

El arroz viene preparado de manera de quedar "al dente" pero cremoso, gracias a una cocciòn cuidada, permitiendo a èste cereal , liberar todo su almidòn , para luego pasar al "mantecado" que se hace al final ,agregando la mantequilla y algun queso que se combinarà de acuerdo a la base de verdura o carne elegidas.

En general se utilizan variedades italianas como el arroz Carnaroli o el Vialone Nano, con los que tenemos asegurado un risotto perfecto, pero nada nos impide utilizar la misma tecnica con un arroz integral, rico de fibra.

Estamos en la estaciòn de las peras que se sabe, van maravillosamente bien con quesos de sabores marcados como los azules, asi que es el momento justo para èsta receta.

Vamos a la receta!

Ingredientes (para 4 personas)

2 peras no muy maduras (he usado la variedad kaiser)
jugo de 1/2 limòn (para evitar que las peras se oxiden)
200 gr. de queso Gorgonzola picante
1 puerro
1/2 vaso de vino blanco
320 gr. de arroz integral
1 1/2 taza de caldo de verduras
3 cucharadas de aceite extravirgen de oliva
sal y pimienta


El procedimiento es el bàsico para cualquier risotto, pero con alguna variante.

Se corta el puerro bien pequeño y se lo rehoga con un chorrito de aceite extravirgen de oliva.

Luego, se incorpora el arroz y se lo saltea junto a la verdura. Esto es para sellar el grano y para que tome sabor.

Se agrega el vino blanco y se deja evaporar el alcohol.

Luego incorporamos el caldo de verduras, caliente. Es importante que tengamos el caldo al fuego , porque si lo añadimos frio cortaremos la cocciòn del arroz.

Controlar el tiempo de cocciòn indicado en el envoltorio, en general el del arroz integral es superior al de los arroces limpios ( unos 18 minutos aprox.)

Unos 8 minutos antes de que estè "al dente" , sumamos las peras cortadas en cubos pequeños.

La pera debe conservar una consistencia crocante, por ello evitaremos las muy maduras.

Terminada la cocciòn, agregamos el gorgonzola cortado en pedacitos y dos cucharadas de aceite extravirgen de oliva, girando el arroz para que el queso se funda y transfiera todo su sabor a la preparaciòn.

En èste caso no incorporamos mantequilla, visto que la cremosidad la darà el queso. El aceite darà brillo y su toque de sabor al risotto. Tratemos de elegir un aceite frutado.


Pera y Gorgonzola es una combinaciòn que ha ganado terreno en èstos ùltimos años en muchos platos italianos.

Gusta mucho y es muy atinado para la estaciòn otoño-invierno donde encontramos en su esplendor èsta fantàstica fruta.

Desde su participaciòn en las mesas de quesos, hasta su inclusiòn en rellenos de pastas,(vean mi receta de pasta fresca con èste relleno aquì) tartas, bocadillos, carnes ( ver mi otra receta con carne aquì) , o bien de unas ricas crepes ( la receta aquì tambien).

Un arroz diferente en donde los sabores se maridan magnificamente.

Un primer plato bien a la italiana, que darà un toque de elegancia y distinciòn a cualquier comida que deseen ofrecer a sus seres queridos!


Buon Appetito a Tutti!!!!!!

sabato 6 novembre 2010

Cocina de Otoño con Aire Oriental! Chorizos envueltos en Hojas de Parra con Champignons.



Las hojas de la vid o de parra son muy utilizadas en la cocina griega , en la turca y en la cocina de los Balcanes tambien , extendiendose hasta los confines de Rusia. Todo debido a que esta zona fue invadida por el Imperio Otomano que dejò su huella en la gastronomia abarcando desde los paises del Este de Europa hasta los de Oriente Medio y Norte de Africa.

Asi encontramos una variedad de rollitos, como los famosos Dolmades (receta que ya les he preparado aqui) de Grecia consumidos como entrada, o los Sarma o Sarmale de la Serbia , Moldavia y Romania, o los Japrak de Albania, o los Warak Inab de la cocina arabe, cada uno con diferentes rellenos que van desde vegetarianos con arroz a mixtos con distintos tipos de carne.

En mi jardìn tengo un hermoso parral, asi que todos los veranos aprovecho a recoger las hojas jòvenes y tiernas para luego conservarlas y poder usarlas durante el otoño-invierno.

Es importante que el parral no haya sido tratado quimicamente, como en mi caso, no le ponemos nada. Porque de lo contrario las hojas no se pueden consumir por obvias razones.

Para conservarlas se las pueden envasar en frascos con salmuera o como he hecho yo màs de una vez, bien lavadas y sequitas, congelàndolas en el freezer.

Se las consigue en venta en negocios de alimentos importados y ultimamente las he visto hasta en supermercados bien provistos.


Vamos a la receta!

Ingredientes (para 4 personas)

8 hojas de parra bien lavadas
8 chorizos
1 puerro
1 diente de ajo
1 vaso de vino blanco seco
500 gr. de champignos
320 gr. de arroz
sal y pimienta a gusto



Blanquear las hojas de parra, si èstas fueran frescas. Si las compraran ya estàn listas para usar.
Dar unos pinchacitos a los chorizos con los dientes de un tenedor.

Envolver cada uno en una hoja de parra, apoyandolo en la parte màs ancha de la punta de la hoja.

Luego enrollar la punta y plegar los costados hacia adentro. Enrollar hasta terminar la hoja.

De esta manera quedaran bien cubiertos.

Colocarlos en una fuente para horno con bordes altos y bañar con 2/3 del vaso de vino blanco.
Cocinar en horno fuerte por unos 20 minutos.

Mientras tanto saltear los puerros con el ajo bien picados y agregar los champignons cortados en làminas. Añadir el vino blanco restante y dejar cocinar por unos 20 minutos a fuego lento. Condimentar con sal y pimiena.

Cocinar el arroz en blanco. Cuando està listo colarlo y agregarle un chorrito de aceite de oliva y girarlo y reservarlo manteniendolo caliente ( puede ser a baño maria).

Servir el arroz blanco en cada plato dandole forma de un timbal chatito y colocar por encima los rollitos de chorizos envueltos en hojas de parra cortados en la mitad, asi se puede apreciar con que estàn rellenos.

Agregar los hongos con su juguito en los espacios libres y servir todo calentito.

Como veràn es una receta sencilla. Traten de conseguir esos chorizos de los buenos, y veràn que buena impresiòn y que distinta resultarà a vuestros comensales esta versiòn simple pero rica de èstos rollitos!

Buon Appetito a Tutti!!!

lunedì 1 novembre 2010

De Calabazas de la Argentina y... la Carbonada Criolla. Otra que Halloween!!!


A inicios de èste otoño, aprovechando que todavia habia duraznos frescos en el mercado, aprovechè a preparar este guiso tan particular.

Particular por su sabor agridulce, ya que lleva fruta , como en èste caso duraznos (llamados por aqui "pesca") que pueden ser frescos o secos , estos ùltimos conocidos en Argentina como "orejones". En otras versiones se pueden utilizar peras y tambien pasas de uva.

Otros ingredientes indispensables y caracteristicos son la calabaza o zapallo y el maiz, que algunos lo agregan con la mazorca en trozos o desgranado , segùn lo prefieran.

Y como para que no le faltara nada a èste magnifico plato unico, lleva carne vacuna magra y a opciòn: arroz, lo que lo hace perfecto para los primeros frios y muy representativo de la estaciòn.

En algunos casos lo presentan como guiso y en otros como estofado. Supongo que la diferencia resida en si se incorpora dentro de ella durante la cocciòn o no, el arroz . Mi versiòn , como veràn ,es la de un guiso.

Antes de que el mercado italiano se inundase de calabazas locales, yo las mias las encontrè en un negocio organico vecino, y adivinen: venian de la Argentina!

Entonces... como no destinarlas a èsta receta maravillosa!!!


Esta es mi interpretaciòn en tierra italiana:


Ingredientes para 6 personas:


1 calabaza de 600 gr.
2 duraznos grandes
2 dientes de ajo
1 cebolla grande
1 pimiento colorado grande
3 zanahorias
2 mazorcas de maiz amarillo
600 gr. de nalga
2 papas ( pueden usar tambien batatas -boniatos)
1 taza de pulpa de tomate
1 taza de arroz
1 taza de caldo de carne o verduras
Condimentos: oregano, pimenton dulce, pimienta negra, hojas de laurel
sal
3 cucharaditas de aceite de maiz
1 cucharada de azùcar de caña



Cocinar el arroz en blanco, es decir hervido, pero la mitad del tiempo necesario. Colar, pasarlo por agua fria para cortar la cocciòn y dejar reservado.

Cortar la carne en cubos de unos 3 cm.

Cortar en aros las cebollas, en tiras los pimientos rojos y picar el ajo.

En una cacerola antiadherente colocar el aceite y dorar la carne.

Agregar luego la cebolla , y el ajo. Dejarlas rehogar bien sin que se quemen y añadir luego las zanahorias en rodajas, los pimientos en tiras y las hojas de laurel.

Incorporar luego la pulpa de tomate, el azùcar y un poco del caldo hasta cubrir las verduras y la carne. Dejar cocinar por unos 15 minutos.

Sumar las papas y la calabaza cortadas en cubos y las mazorcas de maiz cortadas en rodajas agregando el resto del caldo. Dejar cocinar por otros 15 minutos e incorporar los duraznos pelados y cortados en gajos y el arroz cocido. Terminar de cocinar por otros 5 minutos. Condimentar con el oregano, el pimentòn dulce, la sal y pimienta a gusto.

Las verduras se deben presentar cocidas pero enteritas y la preparaciòn algo caldosa.

La manera màs bonita y tradicional de llevarla a la mesa es dentro de un zapallo bien grande cocido previamente en el horno.

Pero en la vida cotidiana de las casas, llegan al centro de la mesa en una olla, màs de una vez en la infaltable "negrita" , de hierro fundido. Tenia una en Argentina con patitas que me ha llenado de satisfacciones, no la traje por obvias razones de peso, pero la extraño! No es que aqui no las haya, pero saben... mi "negrita" era... mi "negrita"!

Los sabores se mantienen tal como los recordaba! Me encanta el toque agridulce que le da los duraznos!
Este delicioso guiso humeante, lleno de colores otoñales, perfumò mi cocina y con el primer bocado nos trasportò por un ratito al hemisferio sur, calentàndonos el cuerpo y sobretodo ...el corazoncito!

Hoy hay Carbonada Criolla , gente, asi que les deseo Buen Provecho!!!!

Gracias por vuestra visita!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...