venerdì 30 ottobre 2009

Clafoutis de Calabaza y Panceta para la Cena de Halloween.





Las festividades de Halloween se han hecho conocer y extendido estos ùltimos años por todo el globo terràqueo, con la llegada de los medios masivos de comunicaciòn. En la mayor parte de los casos, a nuestro pesar, con fines exclusivamente comerciales (ya que ayuda a vender gadget) pero para quienes desean apreciar otras culturas es tambien una manera de acceder a ellas y participar de otros usos y costumbres, lo que al final, convierte la ocasiòn en algo especial , compartido y que nos llena de riqueza.

Por aquì en Italia he visto màs de una vez reaccionar en manera negativa, aludiendo que es una imposiciòn de algo ajeno, y podriamos ir todavia en profundidad con otros temas tratados por igual ( la llegada de la inmigraciòn y su cultura tal vez?). Pero no me quiero detener hoy en ello.

A mi modo de ver las cosas, la posibilidad de compartir otras fiestas ( que no nos son familiares) es una inmensa oportunidad de conocer la Historia del ser humano en general y entender los motivos por los cuales se hace lo que se hace.

O al menos asi deberia ser, y si no, tendriamos que esmerarnos por ponerlo en practica.

Soy argentina, americana pero descendiente de europeos (como la gran mayoria en mi pais), y es precisamente en Europa con los celtas que esta celebraciòn nace. Irònico que ahora se diga que èsta es una fiesta "yanky" exportada no? Y màs ironico todavia el hecho que hayan sido precisamente los romanos quienes las conservaran.

Llegò a E.E.U.U. de la mano de los inmigrantes irlandeses a mitad del 1800 , para quedarse y ser alli largamente desarrollada.

En internet encontraràn muchisimo para leer sobre su historia, que es super interesante.

Yo quiero hoy, dejar de lado las razones religiosas por lo que ha sido bien o mal vista y solo resaltar el hecho de que en las èpocas celtas, celebraban la culminaciòn de la cosecha y el fin del verano. Momento importante si los hay para la sobrevivencia del hombre.

Allì se hacian las cuentas para afrontar el invierno a venir con los alimentos procurados.

Dentro de las ùltimas verduras cosechadas, el zapallo. La noble calabaza, que habrà sido bien prolifera para poder convertise en las conocidas "linternas"!!

Es gracias a estas festividades , paganas o religiosas, de donde vienen tantos platos tipicos que hoy buscamos probar con tanta nostalgia.

Y es en estos mismos platos, donde se lucen las materias primas, que eran usadas en su momento justo, cuando mejor estaban y en su estaciòn progenitora.

Màs de un ser humano hoy se replantea y reflexiona en la importancia de volver a seguir los ritmos de la naturaleza explotando su beneficio, como nuestros ancestros, como los celtas, que de ello sabian y como!


Por eso y en honor a ellos, aqui va esta receta simple, simplisima y llena de sabor a Halloween!





Ingredientes ( para 6 porciones)


750 gr. de zapallo bien naranja!

1 cebolla

100 gr. de panceta

3 huevos

100 gr. de harina

300 ml de leche

2 cucharadas de Grana Padano rallado

150 gr. de Maasdam o Gruyere






Procurarse un lindo zapallo de esos bien carnosos.
Este plato se inspirà en el original "clafoutis" un dulce de origen frances, de la zona de Lemosìn, que se prepara con frutas frescas, de tradiciòn cerezas , que por alli hay muchas y buenas. Se colocan las frutas en una fuente y se les agrega encima o "rellena" ( del verbo "clafir" rellenar) con una pasta similar a la de los crepes.
Es un postre esquisito que se los recomiendo.
En este caso, hize una versiòn salada aprovechando la verdura de estaciòn.
No es un invento mio, hace mucho que ciertos platos dulces se vienen interpretando en su versiòn salada.
Tal como ha sucedido con el inglès Crumble!
Yo lo vi hecho con zanahorias, pero me pareciò muy interesante con el zapallo y el resultado es optimo se los aseguro!












Quitarle la piel y cortarlo en cubos medianos.






















Picar la cebolla y colocarla a rehogar en una sartèn por unos 10 minutos.


Luego incorporar el zapallo y cocinarlo por unos 15 minutos sin que se deshaga.
















Preparamos la mezcla de la masa que hecharemos por encima.


Es casi una masa para crepes , todo dependerà de la cantidad de harina que coloquen que les aconsejo no sea tanta asi podràn obtener un "claufoutis" tierno.



Colocaremos los huevos en un recipiente y le añadimos la harina tamizada.



Batiremos bien evitando que se formen grumos.














Luego le incorporamos la leche de a poco sin dejar de mezclar.

























Y finalmente le agregamos el queso rallado, sal y pimienta.





















El zapallo cocido lo colocaremos en una fuente para horno que debe ser de bordes poco altos.


Si poseen aquellas fuentecitas chatas de ceramica que pueden ir al horno, para hacer la porciòn individual mejor!


Es màs coqueto!


Y si no lo mismo, usen la que tengan, pero que sea baja asi se cuece bien la masa y se gratina.















Saltar unos 5 minutos, la panceta cortada de cubitos o tiras en una sarten, asi la depuran de la grasa y queda crocante.

Luego, volcarla distribuyendola sobre el zapallo cocido.













Hechar por encima del zapallo la mezcla preparada anteriormente. Girarla un poco antes por si se ha decantado ( como cuando hacen crepes o panqueques).






















Rallar gruesamente el Gruyere o Maadam, o cualquier queso sabroso que deseen sobre la mezcla.





















Servirà a hacer una cubierta bien crocante!

Llevarlo a horno precalentado a 200º por 15-20 minutos.






















Una vez retirado del horno hay que servirlo.























Es un excellente primer plato en un menu elegante.

Tambien un plato unico acompañado de una ensalada, porque es muy completo.


El zapallo y la panceta se llevan a las maravillas!


Y es fàcil y lleva menos tiempo que preparar crepes como habràn visto, asi que es una receta ademas de rica super practica!












Este año mi hija me ha pedido la calabaza y no pude negarme. Asi que se la hize pero con una cara màs bien alegre, queriendo evitar el tema de los miedos dado que es pequeña.

Cuando la viò le encantò y la tenemos de centro de mesa por lo que todas las noches en la cena la enciendo.

He aprovechado la ocasiòn, para que vièndome cocinarla, aprecie y recuerde que este es el tiempo de ellas, comiendola en las maneras posibles que sean de su agrado!


Y este plato a mis dos niños les ha encantado!!


Buon Appetito a Tutti!!!

mercoledì 28 ottobre 2009

A cada casa...su Puchero!





En mi casa, apenas llega el "fresquete" en los primeros dìas de otoño, a la pregunta de que comemos hoy, no seria de extrañar la respuesta: Y està para un Puchero!.

Asi! Muy al gusto argentino, este plato "pobre"? (a este punto la duda debiera ya estar resuelta) y popularisimo, goza de tantas recetas como familias haya. Y es que en cada casa, una versiòn.

Lo que no cambia es el mètodo. Cocciòn en cacerola grande ( parece ser que el nombre provenga de como se llamaba la olla en tiempos lejanos, del latin pultarius ) , y en el orden a seguir de acuerdo a los tiempos y dureza de cada ingrediente.

Descendiente del "cocido" español, pero muchas veces sin el contenido del garbanzo, de poca aceptaciòn por estas tierras de pampas, que debe todavia hacer las pases con estas maravillosas legumbres.

De gran importancia, el añadido de carnes rojas , y es que , amigos, hablando de las pampas, serìa un tanto extraño. La Carne es la Carne y no debe faltar! Sucede desde nuestros inicios, de cuando el ganado vagaba libre pastando (traido por los españoles), reproduciendose y cuando servia, se capturaba un ejemplar.

Verduras varias entre las infaltables: papas, zanahorias, cebollas y... zapallo!

Por ello que cuando las calabazas comienzan a asomarse ... directo al Puchero! Donde debemos decir su participaciòn es casi obligatoria.

Despues tambien podemos encontrar batatas, col (repollo), maiz en mazorca y cortado en rueditas.

Cada cual lo hace con lo que tiene y lo que quiere, porque es una preparaciòn economica y sobre todo, rendidora.






Y en mi casa, otra de las costumbres argentinas que mantenemos es justamente el de elegirlo en esta estaciòn, cuando vamos de compras y vemos estas calabazas maravillosas.

En el super , ya es casi un viejo entendido , a la vista de calabazas, con mi marido nos hechamos unas miradas, y èl va a buscar el osobuco , ya que es un incondicional del tuètano que nosotros llamamos "caracù".

Escena que se repite varias veces, sin perder el entusiasmo, en lo que queda de esta estaciòn y del invierno tambien.







Vamos a la receta!



Ingredientes ( para 4 personas redoblando la carne)

1 calabaza de 600 gr.

3 zanahorias

4 papas

2 batatas (boniatos)

1 repollo chico

1 cebolla (no la puse pero va)

2 dientes de ajo

2 zucchine

2 rodajas de osobuco

sal y pimienta a gusto







En una olla profunda, colocar las carnes con agua fria.

Son varios los cortes de carne de vaca que se pueden usar para la elaboraciòn del puchero, todos ellos con huesos.

Para el nuestro elegimos el osobuco, corte economico en Argentina, pero en Italia no tanto donde es muy apreciado. Lo que son las costumbres de cada lugar no es cierto? En Argentina toman mas valor las carnes para asar , mientras aqui en Italia aquellos cortes son muy pocos y los destinados a hervir bien apreciados y utilizados.

Tambien podemos utilizar carnes blancas.

Del cerdo, en el puchero argentino, se utiliza la panceta y chorizos.


Cuando llega a los primeros hervores produce una espuma que hay que retirar , para que nos quede un caldo limpio de impurezas.









Limpiar y cortar gruesamente todas las verduras ( hay quienes las meten casi enteras).

Yo las prefiero algo trozadas.















Luego de unos 40 minutos de hervir las carnes colocamos las primeras verduras en este orden:

Primero las zanahorias

Luego las papas y las batatas

Luego el repollo.





















Pasado unos 10 minutos, las calabazas y los zucchines que llevan unos 15 minutos en cocinarse.



Alinear con sal la preparaciòn.














Una vez cocido todo, se retiraran las verduras por un lado y las carnes por el otro.


Y del caldo que queda, se hace una sopa con la que se abre el menù..


Se agrega alguna pasta pequeña, y se cocina en el tiempo indicado (5 minutos en general).


Asi, se sirve la sopa primero.


Y luego las verduras humeantes dentro de una gran fuente y las carnes en una buena bandeja.


Cada comensal, se irà sirviendo en la cantidad deseada y se condimentarà por separado las verduras y carnes, para lo cual se colocan en la mesa diversas salsas y condimentos: aceite de oliva, sal, mayonesa, salsa frias para carnes, etc.


Y el caracù (tuetano)? Pues se lo come mi marido sobre un pancito con lluvia de sal y a veces ni llega a la mesa que me lo ha robado de la olla!!!!




Y existen aquellos, como yo, a los que nos gusta hacer un mix de todo!

Plato rico si los hay!

Rico en verduras , rico el caldo que viene , de carne y vegetales, no solo para una sopa si no tambien para elaborar la salsa de alguna pasta rellena (el famoso tuco nuestro).

Ideal para todas las edades y gustos porque va todo lo que se quiera y ademàs es una buena ocasiòn para acostumbrar a los niños a tener variedad de verduras en sus platos. Los nuestros lo comen muy bien!

Rendidor a màs no poder, completo y màs que nada...calentito!

Las sabias costumbres... importante llevarlas por donde se vaya.


Buon Appetito a Tutti!!!

lunedì 26 ottobre 2009

Pintada (Faraona) con Sabor de Otoño.




La pintada, guineo o gallina de Guinea (Numididae) es una ave de carne oscura perteneciente a la misma familia de los pavos y faisanes.

Se consumen los animales jovenes - desde los 4 a 7 meses - cuyo peso no debe superar los 1,200 kg.

Su carne es muy rica en proteinas (contiene màs del 25%), es magra y una de las màs pobres en colesterol . Teniendo 100 gr. de pechuga unos 32 mg de colesterol resulta màs magra que una trucha por ejemplo. Por lo fàcil que se digiere y por su contenido en lisina, un aminoacido importante para el crecimiento, es ideal para inserirla en la alimentaciòn de los màs pequeños.

Y ademàs junto a la carne del pavo, contiene una buena cantidad de hierro ( 1,6 mg por cada 100 gr.) por lo que es aconsejada para quien posea problemas de anemia.

En Italia, la llaman Faraona. Se la encuentra en las carnicerias y supermercados y en estos ùltimos años es utilizada sobre todo para las fiestas, donde es muy apreciada. Pero la podemos encontrar igual todo el año.

Su sabor es muy agradable, similar al pavo, y la podemos cocinar de mil maneras.

Yo esta vez hechè mano a las verduras y frutas de este Otoño que ya se instalò entre nosotros.

No podia dejar de usar las calabazas que han llegado exhuberantes y las uvas de mi parral y aquellas que me trajo mi vecina.

Y despues las manzanas, que apenas comienzan a aparecer, para coronar esta receta , que celebra la nueva estaciòn.


Vamos a la receta!

Ingredientes (para 4 personas)

1 Pintada de 1 kg. aprox.
1 atado de hiervas frescas (salvia, romero, mejorana)
2 cebollas medianas
1 diente de ajo
2 cucharadas de mostaza
1 vasito de Grappa
1 cucharada de sal gruesa
1 racimo de uvas verdes (Malvasia en mi caso)
1 racimo de uvas negras ( uvas labrusca, de parra brava, o uvas chinche)

Para la guarniciòn:
300 gr. de calabaza
60 gr. de nueces
romero
4 manzanas
50 gr. de panceta
aceite de oliva extravirgen









Cortar el zapallo en cuadrados medianos.


Colocarlos en una placa con aceite de oliva.


Espolvorearlos con sal, romero y las nueces picadas.






















Quitar los carozos a las manzanas dejandolas enteras.



Rellenarlas de cubitos de panceta dulce. Colocarlas junto al zapallo.




















Llevar a horno a 200 º por una media hora.






















Cortar en aros la cebolla y tapizar con ellas una fuente para horno.


Levantar la piel de la pintada y distribuir bien por toda la pieza las hiervas y el diente de ajo cortado en tiras.





















Pincelar la Faraona (la Pintada , es que a mi me encanta llamarla como aqui en Italia, ya el nombre la hace importante, jaja!) con la mostaza.


Colocarla sobre las cebollas.


Bañarla con la Grappa. Si no la tienen pueden usar un buen vino tinto.



















Salarla toda y distribuir aqui y allà las uvas.




Llevarla a horno precalentado a 180º por casi 1 hora.


Mientras la cocinan girenla unas 3 veces asi se cocina parejo y controlen que siempre tenga liquido de cocciòn en la fuente ( no la dejen secar) el que serà la base de nuestra salsa.









Una vez cocida retirenla del horno.



Tomen la mitad del liquido de cocciòn con las cebollas y las uvas y pasenlas por una licuadora o un procesador. Con esta salsa la condimentaràn una vez servida.



















Servirla cortada como un pollo, acompañàndola con el zapallo y las manzanas al horno (1 por comensal) màs una cucharada de salsa.


Vieron que fàcil!


Y sobre todo... muy rica!



Para una cena importante en estos primeros dias fresquitos. Un plato colorido, sabroso y sobre todo lleno de sabores de otoño!!!



Buon Appetito a Tutti!!!

venerdì 23 ottobre 2009

Aperitivos: Tris de Salatini para el Spritz Rosso de las Venecias.



Los "salatini" , como se llaman en Italia a los saladitos para acompañar alguna bebida como aperitivo, son muy apreciados ya que son pequeñitos y ligeros.

En esta propuesta "Ravioli a Due Gusti" de masa de pan rellenos de anchoas y queso azul , y "Girandole di Ricotta, Berdaguer y Noci" o Espirales de Ricota, Berdaguer y Nueces hechas con hojaldre.

Todo sea por no perderse un fantastico Spritz Rosso.

De que se trata?

De un trago super popular en el Triveneto, como viene llamado el conjunto de las tres regiones del Veneto, Friuli Venezia Giulia y Trentino Alto Adige. Un aperitivo de herencia historica que se està extendiendo cada vez màs por toda Italia.

Tri Veneto, las tres Venecias, como estaba dividido este territorio antes del 1867, en manos del Imperio de los Ausburgo. De alli se cuenta que cuando llegaron los austriacos, no acostumbrandose a beber el vino puro como por estas partes, lo "salpicaban" en italiano "spruzzare" y en alemàn "spritzen" con soda. De alli parece ser que , acortandolo quedo el nombre Spritz.

El Spritz podia ser de vino tinto o blanco. Con el tiempo las mezclas fueron variando.

El Spritz Rosso moderno se realiza con esta mezcla:

1 parte de Aperol (una bebida alcoholica a base de hierbas y raices seleccionadas en infusiòn hidroalcoholica)
2 partes de Prosecco (vino espumante blanco)
Soda
Hielo
Una rodajita de naranja




Esta es mi segunda contribuciòn al Evento HEMC Nro. 37 de "Aperitivos" de Maragda del blog "La Quinta de Luculus", quien ha elegido este mes este apasionante argumento culinario.

Y tambien se lo dedico a Zulma del estupendo blog "Regia Mostaza", a quien en privado le prometì que publicaria unas palmeritas saladas, pues bien Zulma: esta vez las he hecho como espirales, pero van barbaras con la forma tradicional de palmeritas tambien! A proposito, un besito para vos.


Vamos a los Salatini!!






Para los Ravioli



1 hoja de masa de pan (la pueden hacer Uds. mismos o comprarla)
6 cubos de quezo azul (roquefort, gorgonzola, cabrales o berdaguer entre otros)
6 filets de anchoas en aceite






















Extender la plancha de masa de pan estirandola bien fina.



Dividirla en la mitad.











Colocar los cubos de queso separados por unos 2 cm de cada uno.




Proceder de igual manera con las anchoas que enrollaremos sobre si mismas.


























Colocar la otra mitad de la masa por encima.




















Apretar bien los espacios entre los rellenos para que las dos tapas se peguen bien.





















Cortarlos en formas de ravioles con ayuda de la ruedilla que solemos usar para los tradicionales, si la tienen , si no con un cuchillo normal.
























Separarlas con ayuda de una paletilla o la punta de un cuchillo.



Son tiernos asi que hay que hacerlo con cariño para que no se deformen.










Para le "Girandole" Espirales.




1 hoja de hojaldre (20 x 20 cm)
60 gr. de ricota
60 gr. de Berdaguer (queso azul aleman)
30 gr. de queso rallado Grana Padano
1 puñado de nueces






















Mezclar los quesos con la ricota.














Abrir la masa y apoyarla sobre un papel de hornear o un paño.







Distribuir esta mezcla sobre la masa y picar o pasar por mortero las nueces y espolvorearlas por encima.












Con ayuda del papel (o el paño en su defecto) enrollar con delicadeza sobre si misma la masa apretandola bien para que quede bien compacta.



















Este rollito lo llevaremos asi al frezzer por unos 10-15 minutos.






Esto hara que se endurezca un poco el hojaldre, facilitandonos el corte.





















Retirar del frezzer (o congelador) y cortar en rodajas.










Si quisieran hacer un trabajo con anticipaciòn pueden congelar tanto los espirales como los raviles crudos entre papel de horno o separados de film , crudos, y utilizarlos cuando lo deseen.

Podran retirarlos 1 hora antes de hornear y listos para el aperitivo!!

Atenciòn! Esto siempre que hayan utilizado la masa de pan (o pizza) y el hojaldre , frescos es decir que no hayan sido comprados congelados. En este caso no se aconseja volver a congelar.




















Colocar los salatini en una placa con papel de horno o en su defecto aceitada.

Hornear a 200º por unos 15 minutos.

























Dos mordiscones para los curiosos!!
















Y aquì tienen este Tris, que màs faciles no pueden ser!





Acompañados del Spritz en Venezia, o en Trieste o el Pula ,Croazia, recordando que la Istria esa gran peninsula del Mar Adriatico que ahora pertenece a este pais, era parte de la Venezia Giulia.

















Y asi podemos imaginarnos, porque no, de estar sentados en algun bar de Venezia a sorber uno Spritz, despues de haber amarrado la gondola o entre los encantadores callejones de esta maravillosa ciudad!

























O de detenernos en esta ciudad , Cividale del Friuli , super veneciana tambien, donde el rito del Spriz es tan sentido que miren bien las mesitas agarradas de las paredes de este local. No son una maravilla?



Justas para la copita y los salatini!!









Un aperitivo hoy muy identificado con Venezia, que tiene sus seguidores en todo el Nordeste de Italia, y tambien en Austria, Eslovenia y Croazia.

Y no es de sorprenderse que hayan llevado su mismo descubrimiento!

El Spritz en sus origines llevaba vino blanco seco.

Hoy se mantiene esta costumbre , y lo pueden pedir blanco o Rojo , siendo este ùltimo tal vez el màs conocido por las campañas publicitarias de conocidisimas marcas de vermout.

Para despedirme...

Spritz Rosso en Muggia, pequeña ciudad de pasados venecianos, cercana a Trieste.

Buen Aperitivo a Tutti!!

Gracias por vuestra visita!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...