sabato 28 febbraio 2009

Canelones Vegetales y Huevos "Fritos"... al Vapor!!!

Esta es una propuesta para cuando querramos algo liviano pero que nos satisfaga. O querramos desintoxicarnos de alguna comilona. O simplemente tengamos ganas de comer verduras. Puede ser una guarniciòn o una entrada.

No puede ser mas sencillo! Se trata solo de hacer uso de cestillos sea de bambù o de aquellos en metal que se compran en los bazares.

Cuando vaporizamos cualquier hoja de nuestra verdura preferida sean espinacas, acelgas, escarolas, nos quedan como una "alfombrita" que recuerda a las de algas nori con las que los japoneses hacen los rolls famosos con arroz y pescados.

Bueno, es el mismo principio. Alli entra nuestra fantasia. O lo que tengamos en la heladera. Para rellenarlos las alternativas son innumerables. Yo tenia ricota ya abierta que me vencia, queso en fetas y las infaltables zanahorias.

Vayamos por orden.


Canelones Vegetales al Vapor


Ingredientes (para 2 arrollados)



300 gr. de acelga baby

150 gr. de ricota descremada

1 zanahoria

1 huevo

perejil fresco picado

hojas de hinojo

sal y pimienta





Preparaciòn:

Distribuì en partes iguales las hojas de verdura en los dos cestillos.

Cortè la zanahoria en listones finos.

Mezclè la ricota con el perejil y hojas de hinojo picaditos, le agreguè el huevo , sal y pimienta.



















Coloquè los trozos de zanahorias en el cestillo màs cercano a la fuente de vapor.










Una vez cocidas las verduras, esperè que se enfriaran un poco.

Coloquè en cada "alfombrita" primero la feta de queso, luego la ricota y por encima los listones de zanahoria.


Empujè la "alfombrita" con ayuda de una cuchara enrollàndola.



Coloquè de nuevo los "canelones" en uno de los cestillos y los volvi a vaporizar unos minutos solo para que cuaje el relleno.












Lo acompañè con un timbalito de arroz blanco con aceite de oliva. Eccolo!!!


Huevo "Frito" .... al Vapor

Tenìa en mi heladera Radicchio Variegato di Castelfranco. Aqui una plantita.Bonita no?




Coloquè el radicchio a modo de alfombra en el cestillo y lo tapè dejandolo cocinar.





Casquè un huevo sobre la verdura ya cocida pero crocante y volvì a tapar.


Esperè a que coagule siempre tapado(lo he abierto solo para la foto).


Voilà!!! Listo para comer!!

Se lo puede hacer sobre un colchòn de espinacas que luego se apoyaran sobre una feta de pan tostado.

Buon appetito a tutti...in salute!!!

venerdì 27 febbraio 2009

Tiempo de Goulasch


Hace unos dìas atràs, y visto las bajas temperaturas me han venido ganas de comer un goulasch. Este estofado de carne o guiso, del cual habia sentido hablar ya en Argentina, fue uno de los primeros platos que probè apenas llegada a Italia. Hacia un frio de pelar esa noche, una cena de cumpleaños con platos varios entre los cuales èste. Lo habìan servido junto a unas papitas hervidas con perejil. A la vista no me dijo nada... A mi !-pensè- que soy argentina ( lease = el pais de la carne ) no es que un estofado me pueda impresionar un que se yo... pero con èste frio!!!! Benvenuto sia!


Segundos despues que me llevè el tenedor a la boca aprendì que a veces las apariencias engañan... Un toque de especias me inundò las papilas y me llevaron a preguntar enseguida: pero què tiene? Habia reconocido algun sabor pero no todos. Pàprica y kummel - me respondieron. Ahhhh..... - respondì. Esto me lo anoto. Y asi fue.

El goulasch es un plato que se come casi a diario en Hungria. Se cree que su nombre provenga del termino "gulyàs", pastores a caballo de las praderas hùngaras. Estos nòmades transportaban una preparaciòn de pedazos de carne cocidos con cebolla y luego puestos a secar en sacas hechas de tripas. De esta manera la iban usando mientras se desplazaban aquì y allà.


Es un plato de fàcil preparaciòn. Su cocciòn màs o menos larga, depende del corte de carne a usar; normalmente se usa la pulpa de bovino o la paleta ( cortes no fibrosos) pero admite tambien el uso de carne de cerdo, siempre de cortes magros y algo gelatinosos. Se destaca por el sabor que le da el pimentòn dulce. Y ya difuso por toda Europa, la influencia de paises autro-hungaros ha dejado su huella con especias como el kummell.
Acà en el norte de Italia, se lo propone en particular en la Carnia. La Carnia es una zona en el norte del Friuli, que se encuentra en frontera con la Carinzia, una regiòn austriaca. Por ello el kummel, especia muy usada por los austriacos para conservas y embutidos. Le han sabido añadir tambien semillas de hinojo. Combinado al pimentòn dulce, llamado paprica, le deja un sabor increiblemente agradable. Es òptimo acompañado de un vino Cabernet Franc.


Ingredientes:




600 gr. de carne ( pulpa o paleta)
2 cebollas medianas
2 dl de vino tinto
2 dientes de ajo
250 gr. de pulpa de tomate
4 dl de caldo de carne o agua caliente
2 cucharadas de paprica dulce
1/2 cucharada de paprica picante (a elecciòn)
1/2 cucharada de kummel
1/2 cucharada de semillas de hinojo
sal y perejil picado




















Preparaciòn:






Cortar gruesamente las cebollas y picar el ajo. Colocar a rehogar en una cacerola de terracota si es posible.





















Cortar en dados de unos 3 cm la carne retirando las partes de grasa que pueda tener y enharinarlas.

(En el fondo de la foto, una picadita de queso ahumado, coppa (bondiola) y aceitunas con Vino Cabernet... para ir entrenando el paladar)















Incorporar la carne a la caserola, una vez rehogadas las cebollas y ajo.




















Esfumar con el vino tinto y dejar evaporar el alcohol.























Agregar la pulpa de tomate y luego el caldo o agua caliente.



















Finalmente adicionar las especias, sal y perejil picado. Cocinar por hora y media o hasta cuando la carne este tiernìsima.







En este caso lo he acompañado con cous cous, pero tambien podrìan haber sido unas papas al vapor con perejil, o con polenta, o con verduras asadas. Los hùngaros lo saben comer tambien con los Csipetke ( "pellizcos") una pasta al huevo que se forma con pellizquitos a la masa, por eso su nombre, muy usada para las sopas y en este caso cocinada dentro del mismo goulasch que ellos dejan mucho màs lìquido.


No me resta que decirles: Buon Appetito a Tutti!!!

martedì 24 febbraio 2009

Cebada con acelga Baby


Muchos consideran a la cebada como un cereal más, sin embargo posee algunas particularidades que la diferencian del resto. Tiene más proteína que el trigo, pero tiene mucho menos gluten. Por esta razón los panes de cebada son más compactos y menos esponjosos. La mezcla que se hace en muchas regiones con harina de trigo, resulta muy benéfica: la cebada aporta su mayor riqueza en lisina (aminoácido limitante en el trigo), con lo cual el pan gana en valor proteico y la textura se hace más liviana.
La cebada es muy buena fuente de inositol, sustancia considerada durante mucho tiempo como vitamina del grupo B. El inositol evita la rigidez de los capilares, es tónico cardíaco, regula el colesterol, evita la acumulación de grasa en el hígado, protege el sistema nervioso y combate ansiedad y depresión. La cebada también posee vitaminas del grupo B, ácido fólico, colina y vitamina K.
En materia de minerales, la cebada es buena fuente de potasio, magnesio y fósforo, pero su mayor virtud es la riqueza en oligoelementos: hierro, azufre, cobre, cinc, manganeso, cromo, selenio, yodo y molibdeno. Esto la convierte en alimento ideal para estados carenciales y para el proceso de crecimiento.
La cebada es el cereal mejor dotado de fibra (17%) y sobre todo en materia de fibra soluble (beta glucanos). Esta fibra retarda el índice de absorción de la glucosa y reduce la absorción de colesterol. Además la cebada posee otras sustancias benéficas, como los lignanos, antioxidantes y protectoras del cáncer"
Extraìdo del libro "Alimentos Saludables" de Nestor Palmetti y Cristina Castells.
La cebada, en italiano Orzo, es muy usada en recetas de tradiciòn sobre todo en el norte de Italia. Va usada en minestras como la conocidisima "Orzo e Fagioli" (cebada y porotos) asi como tambien en lugar del arroz, sustituyendo el tipico Risotto y transformandose en un "Orzotto". Y no tiene nada que envidiarle! Por lo que van aplicadas las mismas recetas, con diferencias de tiempos ya que èste cereal tiene una cocciòn mas prolongada. Su sabor es delicado y su consistencia muy agradable. Suele gustar mucho a los niños y es una alternativa màs que valida considerando todo lo dicho màs arriba.
Esta receta parte con una verdura que se llama Bietina , es una acelga casi sin pencas, toda hojas, de sabor muy delicado y dulce. En lugar de ella van muy bien las espinacas. O cualquier otra verdura de vuestro agrado!
Ingredientes (para 2 porciones abundantes)



200 gr. de cebada perlada
1 cebolla blanca chica
1 diente de ajo
1 copa de vino blanco
300 gr. de hojas de bieta o espinacas
perejil fresco picado
2 tazas de caldo de verduras
3 cucharadas de aceite de oliva
50 gr. de queso rallado Grana Padano u otro a elecciòn pero de sabor delicado









Preparaciòn:
Debemos tener en cuenta que la cebada va dejada en remojo minimo 12 horas. Pero se encuentra en comercios aquella que no necesita de este paso previo.
Se procede de manera similar como con un risotto, solo que en vez de rehogar la verdura antes, en este caso va agregada al final de su cocciòn. Esto porque la cebada va cocinada por unos 40 minutos y cualquier verdura perderia todos su atributos en una cocciòn asi de larga, ademàs de terminar hecha literalmente purè.
En este caso, mejor aùn, he hechado mano a mi cestillo de bambù para cocinar al vapor. La verdad es que deberiamos cocinar lo màs posible de èsta manera. Esta demostrado cuantas ventajas nos aporta tanto en salud ( no se pierden vitaminas y minerales) como su factor estètico ( mantiene su color intenso).





















Pasos a seguir:






Rehogamos la cebolla cortada finamente con el ajo.
Luego agregamos la cebada.





















Agregamos la copa de vino blanco y dejamos esfumar.
















Consumido el alcohol del vino agregamos el caldo de verduras. Es bueno tener siempre una ollita con un caldo casero, puesto antes de iniciar a hacer estas preparaciones. Si es posible eviten usar los dados o caldos en polvo. De esta manera el sabor de las verduras serà màs cercano al original y no al aportado por estos caldos. Tambien es bueno si consiguen verduras de huertas que no hagan uso de fertilizantes artificiales. Obviamente es una elecciòn personal y de a lo que puedan tener acceso.













Mientras se cocina la cebada, la verdura lleva muy pocos minutos en su cocciòn al vapor por lo que la dejaran enfriar un poco y la picaràn reservandola a parte.
















Cocida la cebada agregamos la verdura.



















Agregamos aceite de oliva y el queso rallado para "mantecar" la preparaciòn que asi quedarà mas brillosa y cremosa.
Finito! Si mangia! Buon Appetito a Tutti!!!!





lunedì 23 febbraio 2009

La "Pite": Torta Rustica de Manzanas para Nilda


Adviertes enseguida su sencillez. Màs la observas, màs piensas en cuanto fràgil se ve. Ciertos detalles despiertan tu interès. Quieres conocer su interior. Intuyes que encierra algo bueno. Algo que esconde timidamente. Entiendes que debes proceder con delicadeza. Te cuesta al principio pero luego ves que se abre generosamente. Y desvela su corazòn dulce, tierno. De apariencia clàsica te sorprende con una nota inesperada...descubres que sabe ser tambien atrevida!... no es extraño que la hayas hecho parte de tu vida...
- Basta de tanto hablar de èsta torta y dame una feta que me has tentado!- me dijo.
- Estaba hablando de Nilda, mi amiga...- le dije.
- Oh, disculpa. Hubiera jurado que describìas esta torta...- me respondiò.
- Creo, que en realidad, estaba hablando de ambas...- dije con una sonrisa llena de nostalgia.

Esta receta, te la dedico a vos, Nilda. Mi amiga, mi hermana. Y no es una casualidad que hayas sido justamente vos que me la hayas pedido! Por la amistad que nos une desde hace tannnnntos años. Porque ni el tiempo ni la distancia la ha cambiado. Cada vez que hablamos es como si fue ayer que nos vimos, como cuando nos sentabamos juntas en el banco de la escuela a contarnos nuestros sueños.


La Pite, es una vieja receta procedente de la Carnia, el norte friulano. Zona de montaña,de los Alpes Carnicos, con paisajes increibles, picos y valles que se alternan llenos de historia y de tradiciones.

Es un dulce rùstico, con una masa màs que particular. Su base no es una pastafrolla, ni una pasta brisè. Es muy distinta. La receta proviene del libro "Vecchia e Nuova Cucina di Carnia" de Gianni Cosetti, conocido cocinero friulano, que desgraciadamente ya no entre nosotros, quien supo rescatar las recetas de las mujeres de la Carnia y darles actualidad respetando sus origenes.

Paso con la receta original, pero yo le he hecho algunas modificaciones que señalo en parentesis y que me han facilitado operar la masa que es un poco delicada para trabajar, por la presencia de tanta manteca.

Ingredientes:



Para la masa:

200 gr. de harina para reposteria ( yo le he puesto 300 gr.)
150 gr. de manteca
40 gr. de azùcar
1 cucharada de crema de leche ( o leche)
ralladura de càscara de 1 limòn
3 cucharadas de rhum (o cognac)
8 gr. de polvo para hornear










Para el relleno:

6 manzanas medianas ( he usado las Golden)
60 gr. de azùcar
50 gr. de nueces
30 gr. de piñones (esta vez no los tenia y no los he puesto pero van)
50 gr. de pasa de uva
1 cucharada de canela
ralladura de 1 limòn










Para realizar la masa, colocar la harina a volcàn sobre la mesa, en el centro agregar el azùcar, el polvo de hornear, la ralladura de limòn, la manteca previamente fundida, la crema y el rhum. Amalgamar bien todo.









Dejarla descansar en heladera 1 hora envuelta en film (tambien pueden armar el dia siguiente)








Preparar el relleno: Cortar en fetas finitas las manzanas peladas.















Colocarlas en un recipiente rociadas de jugo de limòn y agregar el resto de los ingredientes: azùcar y frutas secas.








Armado:








Usar un molde de torta desmontable. Enmantecarlo y enharinarlo.

Estirar 2/3 de la masa, enharinando bien la superficie de trabajo. Veràn que tiende a romperse, no importa, luego cuando la colocamos en el molde uniremos bien los agujeros que se puedan ver. Distribuirla cubriendo bien los bordes.

Darle pinchacitos con un tenedor en toda la masa.











Estirar tambien el resto de la masa a forma de circulo.




Volcar el relleno dentro del molde. Presionarlo de manera de emparejarlo bien para que llegue justo hasta los bordes de la masa.






Cubrir con el circulo de masa que teniamos reservado y darle pinchacitos con un tenedor de manera que respire durante la cocciòn.
Hornear en horno a 170 º por 1 hora y 1/4. La debemos ver doradita y crocante en la superficie.





Dejarla enfriar y luego desmoldarla con delicadeza.




Espolvorearla con azùcar impalpable.







Eccola quà! Con el relleno en todo su esplendor !

Se la puede comer todavia tibia acompañada de una salsa a la vainilla. O asi sola que ya es una esquisitez, se los aseguro.


Buon Appetito a Tutti!!!

Panecillos con Sorpresa de Manzanas y Papas al Curry

Esta serà mi primer contribuciòn al Hmec 30 de Manzanas.

Y me pareciò oportuna esta receta que tiene un poco de dulce, un poco de salado, un toque de especias. Es òptimo para un lunch, o para un brunch o un aperitivo de atardecer acompañado de una buena cervecita.

Y contrariamente a lo que se piense, es una manera de iniciar a los chicos con sabores especiados. El curry bien dosificado con parsimonia y en este caso asociado a una fruta es de agrado para los pequeños. La prueba la tuve delante de mis ojos cuando mi hijo me robò la cuchara del relleno y se la degustò con ganas!!!








Aquì la receta y visto que toca amasar si lo hacemos en compañia, mucho mejor!

Para la masa (rinde 8 pancitos medianos o 16 pequeños)

500 gr. de harina comùn
25 gr. de levadura de cerveza
2,5 dl de leche tibia
4 cucharadas de aceite de oliva
10 gr. de sal
1 huevo para pintar


Para el relleno:

2 manzanas Golden
2 papas grandes
1 cebolla pequeña morada
1 cucharada de azùcar
1/2 cucharada de curry ( o a gusto)

Preparaciòn:






Para la masa: colocamos la harina a forma de volcàn sobre la mesa. Disolvemos la levadura en la leche tibia e incorporamos a la harina junto con el aceite y la sal. Amasar bien y dejarla reposar por 1 hora en un lugar tibio tapada con un lienzo hasta que duplique su volumen.










Para el relleno:



Pelamos las papas, las cortamos en rodajas y las colocamos a hervir. En una sartèn rehogamos la cebolla morada cortada en medios aros finos. Incorporamos las manzanas cortadas en cubos medianos. Las cocinamos por un poco y le agregamos una cucharada de azùcar para caramelizar. Cocinamos dos minutos màs y dejamos enfriar. Con un tenedor pisamos las papas pero sin llegar a hacerlas purè , las mezclamos a las manzanas y condimentamos con el curry.




Armado:







Desgasificamos la masa. Como veràn no me faltò ayuda!











La cortamos en 8 porziones.






















Hacemos con cada una una pelotita y la estiramos fina a forma de disco.














La rellenamos cerràndola como un "raviol chino".












Los colocamos en una placa con papel manteca o enmantecada y los pintamos con un huevo.

Los dejamos levar unas 2 horas nuevamente. Horneamos 30 minutos a 200º. Se los debe ver de un buen color dorado.














Eccolo quà! Salido del horno, calentito con sorpresa! Buon Appetito!

Gracias por vuestra visita!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...